En mayo, la producción de ropa cayó 68,6% interanual debido no sólo al cierre obligatorio de las fábricas por la pandemia del coronavirus, sino también a la cancelación de pedidos del eslabón comercial.

De acuerdo con datos de la Cámara Industrial Argentina de la Indumentaria (CIAI), a los que accedió BAE Negocios, "esta última se asocia también al derrumbe de la demanda de ropa, que en abril cayó 99% en shoppings (por el cierre físico) y 40% en supermercados".

La concentración de la enfermedad en el GBA (y el consecuente mantenimiento de la cuarentena) hizo que las ventas de ropa de los comercios minoristas se reduzcan 72% interanual durante junio, mientras en el resto del país (que pudo relajar el aislamiento), la caída se ubicó en
23%, según había dado cuenta CAME.
La intensificación de la cuarentena durante la primera quincena de julio en el GBA llevó a una mayor caída de las ventas y a una nueva interrupción de la producción en diversos partidos del Conurbano. La evolución de los contagios resulta determinante para relajar o intensificar la cuarentena, lo que repercute en la situación del sector, tanto por el lado de la oferta de prendas como de la demanda.
En relación a la oferta de indumentaria, la cuarentena estricta impide el normal funcionamiento de los comercios (y, en muchos casos, su apertura) y de las fábricas de confección, lo que imposibilita avanzar con la producción de la temporada primavera-verano.

Capital necesario

A su vez, según la CIAI, "al deprimir las ventas de la actual colección otoño invierno, las empresas no cuentan con el capital de trabajo necesario para la reapertura del sector. Esto pone en peligro a la producción nacional para los próximos meses".

Asimismo, se incrementa el riesgo de extranjerización del sector, en un contexto global en el cual en el hemisferio norte no se pudieron vender las prendas de la colección primavera-verano. Por esto, se necesita una política de administración de comercio exterior inteligente que desincentive el ingreso de prendas a valores de liquidación, que puedan afectar el entramado productivo local.

Más notas de

Francisco Martirena

Pro Tejer: la industria textil no despidió personal "por las medidas de apoyo oficiales"

An employee loads bundles of cotton thread into a processing machine at the Selected Textiles S.A. processing plant in Farsala, Greece, on Friday, July 10, 2015. Greece has been in financial limbo since the government missed a payment to the International Monetary Fund and allowed its second rescue package to lapse on June 30. Photographer: Simon Dawson/Bloomberg

Industria textil proyecta crecer más de 20% en 2021 frente a este año y sumó 20 mil empleos en su repunte

Industria textil proyecta crecer más de 20% en 2021 frente a este año y sumó 20 mil empleos en su repunte

A pesar de la pandemia, las inversiones textiles superarán en 2020 las del año pasado

Las inversiones textiles superarán en 2020 las del año pasado

Medicamentos "PAMI": jubilados le ganan a la inflación por 18 puntos

Medicamentos "PAMI": jubilados le ganan a la inflación por 18 puntos

La Argentina asumirá presidencia del Mercosur el 16 de diciembre y alentará la incorporación de Bolivia al bloque

Argentina alentará la incorporación del Bolivia al Mercosur

Automotrices apuestan a la producción regional, con la mira en la "especialización"

Automotrices apuestan a la producción regional, con la mira en la "especialización"

La producción de acero en Latinoamérica ya alcanzó los "niveles prepandemia"

Producción de acero en Latinoamérica ya alcanzó "niveles prepandemia"

Solá confirmó la adhesión de la Argentina a la Nueva Ruta de la Seda

Solá confirmó la adhesión de la Argentina a la Nueva Ruta de la Seda

"Consumo Revancha", el fenómeno que ya observan analistas y empresas

"Consumo Revancha", el fenómeno que observan analistas

Dueño de Maxiconsumo cree que 500 mil personas deberían aportar por las grandes fortunas

Fera: 500 mil personas deberían pagar el Aporte Solidario