En el transcurso de febrero, los ingresos propios de la provincia de Buenos Aires totalizaron $86.120,3 millones, lo que representa una suba de 48,5% en comparación con igual mes del año pasado.

"En los últimos dos años, desde ARBA avanzamos en un esquema de simplificación tributaria, conseguimos mejorar la progresividad y redujimos la carga impositiva y financiera sobre las pymes y contribuyentes que más necesitaban de nuestro acompañamiento, dijo Cristian Girard, director de ARBA.

Esos conjuntos de acciones sumadas al dinamismo de la actividad económica impactaron, sobre todo, en el Impuesto sobre los Ingresos Brutos, que recaudó en febrero $59.649,7 millones, con un crecimiento de 59,6% en relación con 2021.

Si se considera la variación interanual registrada en el nivel de precios domésticos, que llegó al 52,4%, la suba de Ingresos Brutos alcanzó el 4,7% medida en términos reales.

Respecto de Sellos, otro tributo ligado al nivel de actividad, en febrero totalizó $6.850 millones, con un aumento de 56,5% que, comparado con el índice de precios, también supone una mejora real de 2,7%, que fue sostenida principalmente por la recuperación de los niveles de consumo.

Ese incremento real que exhibieron estos tributos bonaerenses no pudo apreciarse en el conjunto de la recaudación porque este año se registraron cambios en las fechas de vencimiento de los impuestos patrimoniales.

Como consecuencia de esas alteraciones, la primera cuota y pago anual de Automotores, que en 2021 venció en enero (impactando en los ingresos de ese mes y también de febrero), operará ahora recién en marzo.

La modificación del calendario fiscal afectó entonces la recaudación de febrero, en lo que respecta a Automotores y Embarcaciones Deportivas, que aportaron sólo $1.633,7 millones, con una variación interanual negativa del 64%.

Por su parte, el Impuesto Inmobiliario en todas sus plantas recaudó en febrero $16.155,8 millones, con una suba interanual de 58,6%, que refleja el impacto del pago de la cuota 1 y anual correspondiente al Urbano Edificado y Baldío, que venció recientemente. En tanto, los planes de regularización sumaron $1.735,7 millones y otros ingresos tributarios agregaron $95,4 millones.

Datos acumulados de 2022

En los primeros dos meses del año, la recaudación de la provincia de Buenos Aires sumó $161.897,1 millones, que representan una suba de 41,2% en comparación con igual período de 2021.

Ingresos Brutos acumuló durante enero y febrero $123.257,4 millones, con un aumento de 59,5%; mientras que Sellos aportó $14.204 millones, que implican una suba de 60,5%.

En tanto, el Impuesto Inmobiliario sumó $17.236,8 millones, con un crecimiento de 55,1%; por Automotores y Embarcaciones Deportivas se recaudaron $3.264,2 millones, con una caída de 77,1% que se explica por los cambios implementados en el calendario fiscal bonaerense.

Los planes de regularización proporcionaron $3.603,6 millones y otros ingresos tributarios aportaron $330,9 millones en lo que va de 2022.