El dato es importante aunque no logró torcer la balanza fiscal en septiembre: la recaudación tributaria creció 5,4% real en octubre, si se toma en cuenta la inflación promedio proyectada para el mes pasado en el último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA. Algunas consultoras, con sus propias estimaciones para los precios de octubre, afirmaron que la mejora real fue de 5,6%. El Gobierno planea moderar todo lo posible la emisión monetaria para financiar al Tesoro.

La publicación de la recaudación tributaria estaba agendada para el martes 3 de noviembre, el segundo día hábil del mes, como de costumbre. Pero desde el Ministerio de Economía, contentos con el dato, adelantaron todos los números a través de un comunicado. Con una suba de 43,9% nominal interanual y una inflación en torno al 36,5% en el mismo período, lo que traccionó fue la sustancial mejora en la recaudación de Ganancias, una mejora en el IVA y, en general, un fuerte impulso logrado a partir de los impuestos involucrados en la Ley de Solidaridad Social que se aprobó sobre el cierre del 2019.
 

La de octubre fue la segunda mejora real consecutiva de la recaudación, tras los fuertes desplomes de abril-mayo-junio-julio y el más moderado negativo de agosto. Sin embargo, el 5,2% de mejora real en septiembre no logró evitar que el rojo primario se disparara 87% respecto al de agosto. Pasó de $89.000 millones a $167.000 millones. Con todo, el repunte en la recaudación respecto a los peores niveles de la pandemia es, en parte, junto con la dosificación del gasto Covid-19, lo que permitió conseguir dos rojos primarios menores a los de $250.000 millones de junio-julio.

Ese es el sendero por el que espera continuar el Gobierno, para lograr moderar la emisión monetaria y continuar dando un mensaje antidevaluación al mercado. En la mañana del mismo lunes, unas horas antes del comunicado a través del cual informó los datos de la recaudación, Economía afirmó que en lo que queda del año no utilizará el canal de los Adelantos Transitorios para financiarse a través del BCRA.
 

La noticia fue en línea con la de la semana pasada: el Tesoro le devolvió $126.000 millones al Central por esa vía. Con estas señales, y las otras cambiarias, el ministro Martín Guzmán busca moderar la brecha y descomprimir las presiones devaluatorias. Son varios los analistas que insisten con que dar señales no alcanza, pero por ahora viene dando resultados y entre el 22 de octubre y el 2 de noviembre la brecha entre el Contado con Liquidación (CCL) y el mayorista cayó desde 132% hasta una de 84,8%.

Las que seguirán funcionando en forma aceitada, en particular en diciembre, mes para el que se espera un rojo primario en torno a $340.000 millones, según la consultora Delphos, serán las Transferencias de Utilidades, junto con las licitaciones del Tesoro. El director socio de Consultora Ledesma, Gabriel Caamaño Gómez, estimó que al BCRA le quedan disponibles (a partir de lo que ordena la Carta Orgánica) $785.189 millones para enviarle al Tesoro. “Más que suficiente para cubrir el rojo primario del último bimestre, aunque habrá que ver cuál termina siendo el mix de financiamiento”, señaló.

Los números resultan relevantes porque, desde que comenzó la pandemia, el BCRA le envió, entre Adelantos Transitorios y Transferencias de Utilidades, $1,5 billones al Tesoro. Eso motorizó la demanda de dólares oficiales y paralelos, ensanchando la brecha y generando una pérdida casi constante de reservas. Eso por el camino de la fuga, en forma directa y, por la expectativa de devaluación, a través del adelantamiento de pagos de importaciones y la baja liquidación de exportaciones, más el adelantamiento de pago de deudas por parte de las empresas.

El creciente déficit primario, disparado para intentar sostener a las empresas y hogares, fue el que explicó esa necesidad de financiamiento en pesos. El bajo multiplicador del gasto fiscal en pandemia, sumado a la baja tasa de interés en pesos, disparó el ahorro en divisas. Si bien en agosto logró un relativamente moderado rojo primario de $90.000 millones, tras un junio-julio en $250.000 millones, en septiembre volvió a uno de $167.000 millones. En octubre logró moderar los envíos del BCRA gracias a las buenas colocaciones del Tesoro.

Financiamiento genuino para el rojo


La recaudación tributaria hizo su trabajo también. Y en octubre volvió a haber mejora. El IVA volvió a caer 7,3% en términos reales. Pero esa contracción fue mejor que la de 10,1%. Aunque viene muy lento, las mejoras se van verificando mes a mes para ese impuesto clave. Cabe destacar que el desempeño del IVA habla sobre los niveles de consumo de septiembre y sobre la capacidad de pago de las empresas en octubre.
 

El otro impuesto clave, Ganancias, tuvo un crecimiento real importante: fue de 28,9% real. Ahí hubo algo de efecto de baja base de comparación, por las medidas de suba del mínimo no imponible electorales de Cambiemos, en el mismo mes de 2019. Además impactó, según LCG, el anticipo percibido a través de las comprás de dólar ahorro y los gastos de tarjeta, por el nuevo 35% extra que arrancó desde el 15 de septiembre.

La seguridad social registró una caída de 3%, según Economía explicada en parte por la reducción 95% en las alícuotas de las contribuciones patronales a empresas afectadas por la pandemia y al rubro salud (pero también aportaron y mucho la contracción del empleo y los salarios). Y Bienes Personales trepó en forma extraordinaria, con una suba nominal de 592%, de la mano del ajuste hacia arriba en la alícuota, votado en la Ley de Solidaridad Social. 

Desde Economía destacaron, justamente, la importancia que tuvo esa ley, votada sobre el cierre del 2019, a la hora de motorizar la recaudación de los últimos meses. Afirmaron: "Al igual que el mes pasado, en el marco del fortalecimiento de la sostenibilidad de las finanzas públicas, los recursos que traccionaron esta suba fueron principalmente los asociados a la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva (Bienes Personales, Ganancias, Aportes y Contribuciones Patronales, entre otros) que venían siendo afectados por la pandemia COVID-19".

También el Impuesto PAIS aportó otros $8.527 millones, aunque durante el mes la demanda de dólar ahorro se vio relativamente moderada por el endurecimiento del cepo, que dejó fuera a muchos potenciales ahorristas (aquellos que recibieron algún tipo de ayuda estatal, incluído el salario complementario, y aquellos que no tienen un ingreso mensual en torno a los $60.000).

Los derechos de exportación cayeron 25,4% real interanual, en parte porque las ventas externas se contrajeron a causa del impacto de la pandemia en las economías de todo el mundo. Los de importaciones se contrajeron 15,1% real por el mismo efecto del Covid-19 sobre la economía local. Al reducirse la actividad productiva, se reducen las compras externas para abastecer a las empresas y también se demanda menos para consumo.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Argentina, segunda entre los emergentes de más gasto fiscal

El dólar como amenaza es un peligro latente de la política fiscal expansiva y por eso Economía viene ajustando

Precios de los alimentos: ¿por qué se dispararon?

Precios de los alimentos: ¿por qué se dispararon?

La inflación de los pobres fue 4,7% en diciembre

La inflación de los pobres fue 4,7% en diciembre

El Gobierno ajustó y el déficit fue de 6,5% del PBI

El Gobierno ajustó y el déficit fue de 6,5% del PBI

Sin dólares no hay paraíso: qué dijo la consultora de Álvarez Agis sobre el FMI y la soja

En el 2020, el campo fue la principal explicación de las inestabilidades del dólar

Las subas del dólar y la soja golpearon a los costos

Las subas del dólar y la soja golpearon a los costos

La reactivación industrial continuó en diciembre

La reactivación industrial continuó en diciembre

El déficit fiscal de diciembre batió records

Guzmán estimó un déficit de 8,3% para el 2020 pero todo indica que estará por debajo del 7%

El año de Alberto en números: dólar, salario y tarifas

Ganadores y perdedores de los gobiernos de Alberto Fernández y Mauricio Macri. Qué pasó con el dólar, las tarifas, los salarios y la inflación

La inflación presiona a las tasas de pobreza e interés

La inflación presiona a las tasas de pobreza e interés