La recaudación tributaria cayó 15,4% interanual, en términos reales, durante junio, si se toma como válida la inflación de 1,7% que midieron algunas consultoras para el mes pasado. De esa forma, si bien se registró un nuevo y fuerte deterioro, al menos se observó una desaceleración en los niveles de caída que venían mostrando los ingresos fiscales durante los meses previos. La recesión volvió a impactar pero el relajamiento relativo de la cuarentena en buena parte del país, fue atenuante.

La baja en la recaudación tributaria lidera hoy las explicaciones acerca del riesgo cambiario e inflacionario en el mediano plazo: el paquete de medidas anticrisis, que por ahora implicó un gasto extra de 3% del PBI, es financiado totalmente con emisión. El traspaso de esa expansión monetaria al dólar y a la inflación viene contenido por el cepo, por cierta suba en los plazos fijos en pesos y por las propias restricciones de la cuarentena.

Con todo, la baja de los ingresos de Afip dejó de empeorar. De hecho, en mayo la contracción había sido de 21,6%, en abril de 23,3% y en marzo de 8,8%. Siempre en términos reales. Todos esos desplomes interanuales generaron, junto con la duplicación nominal del gasto, déficit primarios de 0,7% del PBI en abril y de 1,1% en mayo. Y, como consecuencia de esos rojos, una fuerte emisión monetaria. Entre el 20 de marzo y el 26 de junio, el BCRA le envió $1,07 billones al Gobierno.

En junio, el desempeño del IVA fue muy flojo, tal lo esperado por un consumo que viene reactivando mucho más lento que la oferta, pero hubo una mejora relativa. La suba nominal fue de 11%, lo que en términos reales implicó una contracción de 21,8% (había caído 27,7% real en mayo). Los recursos de la seguridad social cayeron 13,8% real. Los derechos de exportación bajaron 9,7% real. El impuesto al cheque, que suele ser señalado como un buen predictor del IVA del próximo mes, registró una contracción de "sólo" 12,7% real (en realidad el IVA que las empresas pagan en julio da cuenta del consumo de junio). Si esa señal positiva se corrobora en la próxima recaudación, será una nueva desaceleración del desplome.

Con todo, la recaudación ascendió a $545.962 millones, una suba de 20,1% nominal interanual. En el primer semestre, los ingresos tributarios alcanzaron los $2,8 billones, un aumento del 26,7% interanual". Pero comparando con la inflación, se perdieron $467.000 millones en el primer semestre, según Iaraf.

Además del impacto recesivo, a medida que pasan los meses de cuarentena y el deterioro en los ingresos, también va creciendo la mora. Lo explicaron desde la Fundación Germán Abdala (FGA): "La única seguridad parece ser que los recursos tributarios tardarán varios meses más en recomponerse, por un lado, debido a la caída del consumo y por otro, a que muy probablemente durante estos meses la mora impositiva haya sido y siga siendo una fuente de financiamiento de una porción importante de empresas".

Además, agregaron: "Con esta dinámica, resulta difícil pensar en un déficit primario para 2020 menor a 5% del PIB. En este sentido, la dificultad principal radica en el financiamiento de dicho déficit, ya que debido al tamaño del mercado financiero local y al cierre de los mercados internacionales, al gobierno no le queda más opción que recurrir a la emisión de dinero a través del BCRA".

En rigor, las consultoras privadas proyectan un rojo fiscal superior: sería de 8,5% del PBI, según Eco Go; de 7,1%, según PxQ; de 7%, según Consultora Ledesma; de 6,8%, según Seido; de 6%, según Ecolatina; y de 5,5%, según Econviews.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

UVA y CER, los plazos fijos indexados fueron los preferidos en febrero para no perder contra la inflación

UVA y CER, los plazos elegidos para no perder contra la inflación

Los dólares exportadores alcanzaron para dar estabilidad en enero

Dólar: el campo mejoró 20% la liquidación respecto a diciembre

En el 2020, los bancos trabajaron más pero ganaron mucho menos

La tasa de los plazos fijos y de las Leliq y Pases provocó que los bancos privados perdieran dinero en diciembre

El BCRA observó caída del PBI en enero

El Banco Central aseguró que la posible interrupción del crecimiento en enero no parece anticipar una fase recesiva

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

Dólar: alivio por la vuelta del superávit de bienes

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El PBI acumuló ocho meses de recuperación

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

El consumo terminó el 2020 con señales positivas

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Enero tuvo el menor déficit fiscal desde inicios del 2016

Ancla cambiaria: el Banco Central ralentiza la devaluación y perforará el piso en febrero

El atraso cambiario del oficial podría tener consecuencias en los dólares paralelos

Hacienda publicará superávit primario durante enero

El menor déficit público mejoró las cuentas y le permitió al BCRA aflojar con la maquinita y la emisión