Luego de ocho meses de puras alzas gracias a la reactivación económica y la recuperación del consumo, la recaudación tributaria dio una mala señal en mayo. Registró una caída de 9,2% contra el mismo mes del 2019 (por cierto, un mes que también había sido malo y en el que la recaudación había caído 4% real interanual). Aunque desde el Gobierno celebraron la mejora de 72,7% contra mayo del 2020, y de 5,5% contra abril del 2021, lo cierto es que el desempeño fue flojo y dio cuenta del efecto de la segunda ola sobre la actividad económica. La buena noticia es que la segunda ola tiene mucho menor impacto negativo que la primera.

El comunicado oficial del Ministerio de Economía destacó la comparación interanual, que mostró una extraordinaria mejora de 72,7% contra el pozo pandémico en el que la recaudación cayó tanto que el déficit y su monetización alcanzó niveles de récord histórico. Una base de comparación bajísima.

Por ende, tal como vienen marcando los analistas, en los últimos tres meses las comparaciones interanuales resultan poco útiles para observar y explicar las dinámicas de la actividad. De hecho esa venía siendo la metodología de los comunicados de recaudación tributaria por parte de Economía en marzo y abril.

Lo mismo sucede con la comparación contra abril. Si bien el comunicado oficial destacó una mejora de 5,5% mensual, por encima de la inflación de alrededor de 3,5% que se proyecta para el mes, lo cierto es que esa comparación no está tomando en cuenta factores estacionales. Cabe destacar que, al menos en los últimos diez años, nunca hubo un mayo en el que la recaudación no esté bien por encima de la de abril. Incluso resulta destacable que la de 5,5% fue la menor diferencia entre un mayo y un abril de los últimos diez años.

Desde Economía hicieron una lectura optimista

Desde Economía afirmaron: “La recaudación tributaria en mayo creció 5,5% respecto al mes de abril, marcando un incremento real positivo de los ingresos públicos, mientras que en comparación con el año anterior, alcanzó un 72,7% interanual”.

Y agregaron: “Si bien el ritmo de la recaudación evidenció cierta desaceleración respecto a la acumulada al mes de abril por el recrudecimiento de la pandemia, el sostenimiento de las elevadas tasas de crecimiento de los recursos dota de previsibilidad a las finanzas del Estado Nacional”.

Aunque en el último párrafo reconocieron: “El aumento significativo interanual de la recaudación tributaria del 72,7% se explica principalmente por la baja base de comparación respecto del año anterior, donde los ingresos públicos se vieron fuertemente afectados en el contexto de pandemia”. Esta vez, sin embargo, a diferencia de marzo y abril, no agregaron comparación con el mismo mes del 2019.

El IVA cayó 11,1% en comparación con mayo del 2019

El comunicado oficial también destacó que los buenos datos interanuales se justificaron por un buen desempeño de los tributos relacionados con la actividad económica, con un incremento generalizado de 62,4% interanual. Sin embargo, el IVA, que mejoró 83,3% interanual, al compararlo con mayo del 2019, cayó 11,1%.

Por un lado, una mala noticia: la recaudación tributaria está muy por debajo de la de mayo del 2019, el primer mayo no pandémico en la serie histórica. Cabe destacar en ese sentido que ya aquel mayo del 2019 había sido un mes flojo, por lo que la base de comparación tampoco fue demasiado alta. La caída en ese entonces había sido de alrededor de 4% real. 

Por otro lado, una buena: la segunda ola no muestra un impacto tan grave como la primera en términos económicos. De hecho, si se confirma una inflación de 3,5% en mayo, la variación interanual de precios del IPC Nacional del Indec habrá trepado hasta el 49%. Pero, aun así, la mejora de 83,3% interanual en el IVA, buen indicador de los niveles de consumo de abril y de la capacidad de pago de las empresas en mayo, implica una suba real de 23% en el principal tributo para los ingresos del fisco.

Las retenciones, por su parte, volvieron a tener un gran desempeño, de la mano de la suba en los precios internacionales de los commodities y de la buena liquidación que viene haciendo el agro. El crecimiento interanual de los derechos de exportación fue de 267,8%. Se más que triplicaron. E incluso en la comparación con mayo del 2019 hubo una buena mejora, que fue de 136,9%. Un incremento real de 10,8%.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

En diciembre saltaron las importaciones y el superávit comercial fue mínimo

Las importaciones crecieron 59,1% interanual en diciembre

La inflación de diciembre hizo crecer más la pobreza

La inflación de diciembre hizo crecer más la pobreza

Los costos empresarios dieron cierta tregua en diciembre

Los costos empresarios dieron cierta tregua en diciembre

La deuda sobre PBI cayó fuerte y quedó en 82%

La deuda sobre PBI cayó fuerte y quedó en 82%

La tasa de interés le pone un techo a la devaluación diaria

La tasa de interés le pone un techo a la devaluación diaria

La inflación de 50% puede ser piso de acá en adelante

La inflación de 50% puede ser piso de acá en adelante

El BCRA compra dólares pero no alcanzan para la deuda

El BCRA compra dólares pero no alcanzan para la deuda

El salario siguió creciendo en noviembre

El salario siguió creciendo en noviembre

El extrañísimo año en el que el PBI crecerá por segunda vez consecutiva

El extrañísimo año en el que el PBI crecerá por segunda vez consecutiva

La suba de importaciones hizo desaparecer el superávit comercial

La suba de importaciones hizo desaparecer el superávit comercial