Tras conocerse el fuerte aumento de la Canásta Básica Total y la Alimentaria, la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, advirtió que el mayor problema en los precios de los alimentos es "desacoplar" los valores de exportación del valor interno y en ese sentido, volvió a asegurar que el Gobierno analizar la suba de retenciones para reducir el impacto.

"Nos preocupa el dato de que una familia necesite 60.784 para no ser pobre", afirmó sobre la cifra dada a conocer este jueves por el Indec que creció un 5% en marzo y que marca la línea de pobreza. La Canasta Básica Alimentaria, que señala cuánto se necesita para no ser indigente, creció 4,5% y se ubicó en 25.685 pesos para una familia tipo de cuatro integrantes.

En ese sentido, indicó que "las presiones el precio de los alimentos la tiene todo el mundo", que "Argentina produce alimentos y los exporta" y que  para desacoplar los precios "hay que tomar medidas" como "los cupos, las retenciones o las declaraciones juradas".

Retenciones

"El aumento de retenciones está en análisis", definió y ejemplificó con el precio del girasol,  que en un año subió 135% en dólares. "Lo mismo pasa con la soja y el maíz. Todas esas presiones son mayores", indicó. 

El poroto de soja tributa desde enero 2021 un 33% de retenciones, mientras que el trigo, el maiz y  el sorgo tienen un 12%, la carne un 9% y el girasol de 12% a 7% el grano; de 12% a 5% la variedad confitera y el aceite, entre otros productos.

Inflación y medidas

La inflación también es un tema que "preocupa" al Gobierno, aseguró Español, y advirtió que pese al dato de  marzo, del 4,8%, se mantiene la meta prevista en el Presupuesto del 29%. "Hay 2 elementos que cuando se hizo el presupuesto no tenían esta magnitud: la segunda ola y la suba de los precios internacionales", aseveró.

En el primer trimestre del año el aumento de precios superó el 12% y la semana pasada Comercio lanzó una serie de políticas para controlar el avance, entre ellas, mayores requisitos, troceo y un registro para la exportación de carne, sostener el precio vigente al mes de marzo hasta fin de año de insumos industriales de uso difundido y de la construcción de sectores industriales y cinco líneas de financiamiento por $4.800 millones para financiar a pymes, cooperativas y agricultores familiares, entre otras.

Sobre las medidas ya tomadas, señaló que "el SIPRE apuntaba a unas 500 empresas y ya hay arriba de 100 empresas que completaron la información", "Estamos trabajando para que frene el aumento de la carne, con el sistema de declaraciones juradas para exportar y otras medidas", aclaró y lanzó: "No me va a temblar el pulso para tomar las medidas que haga falta para cuidar los precios".