La titular de la Afip, Mercedes Marcó del Pont, defendió las medidas de mayor restricción cambiaria que decidió el Banco Central, y remarcó que son necesarias para que el mercado no sea el regulador del tipo de cambio.

“Las medidas que tomamos, lejos de generar todos los males como dicen algunos, nos permiten garantizar cierta estabilidad de todas las variables macroeconómicas. La alternativa era una devaluación como se probó en el pasado no lejano. Sabemos que se traslada a precios, afecta los salarios y la inflación”.

Marcó del Pont aseguró que "este Gobierno no va a devaluar" y que puede evitarlo porque tienen regulaciones cambiarias. Si no las tuviera sería el mercado quien lo decide. No solo nos permite evitar esos saltos sino también bajar la tasa de interés”, en declaraciones realizadas a FutuRock.

Sangría de divisas del Banco Central

La funcionaria defendió las medidas anunciadas por el Banco Central que restringen el acceso al mercado de cambio para las deudas en dólares, impone percepciones a la compra de dólar ahorro y limita las operaciones de Contado con Liquidación,

“Las medidas permiten frenar el drenaje de divisas que se iba por atesoramiento todos los meses. Las medidas no eliminan la posibilidad de ahorrar sino que se acotan" puntualizó.

Agregó que "las nuevas regulaciones también frenan operaciones especulativas que hacían grandes jugadores del exterior" y permiten "administrar la demanda de dólares para fines no productivos y estimular los instrumentos en pesos”.

Reforma tributaria

Marcó del Pont reafirmó que, junto con el Ministerio de  Economía, se está trabajando en la reforma tributaria con el objetivo de "fortalecer la capacidad del Estado para captar los recursos de los sectores que acumulan más riqueza".

"Es muy importante el efecto sobre la base imponible de Bienes Personales que tiene el impuesto a las grandes fortunas que se discute en el Congreso. Tenemos que plantear un sistema tributario más equitativo, progresivo e igualitario", indicó.