La Unión Transitoria (UT) conformada por las empresas Panedile, Esuco y Ecopreneur construirá la Planta de Tratamiento de Efluentes Líquidos Industriales (PTELI) que tratará los residuos de las curtiembres que se asienten en el Parque Industrial Curtidor (PIC) de Lanús. La obra contratada por la Autoridad Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), un proyecto de aproximadamente 50 millones de dólares con financiamiento del Banco Mundial, se enmarca en el Proyecto de Desarrollo Sustentable de la Cuenca Matanza-Riachuelo.

La planta de tratamiento permitirá procesar entre 8.000 y 12.000 m3 de líquidos industriales diarios, lo que representa el curtido de unos 12.000 cueros y contará con tecnología de punta.

El contrato incluye la elaboración del proyecto ejecutivo, ingeniería de detalle y de proceso, ejecución de obras civiles, y suministro e instalación de equipamientos electromecánicos, eléctricos, instrumentos, automatismo para el proceso de tratamiento.