El Gobierno porteño anunció que mantendrá congelada por tiempo indefinido la tarifa de los subtes y los peajes, pero aumentará un 30% la de taxis a partir de mañana.

La medida fue establecida esta tarde, en consonancia con la decisión de Nación de congelar los boletos de colectivos y trenes del Área Metropolitana de Buenos Aires por 120 días.

"La tarifa de subte se mantendrá en $19 y es el segundo congelamiento decidido por el Gobierno porteño, ya que en mayo pasado, cuando estaba estipulado que aumente a $21, se frenó la suba", indicó en un comunicado.

El Gobierno porteño destacó que el freno al aumento de los peajes de la Ciudad de Buenos Aires "no sólo beneficiará los viajes laborales diarios, sino también generará un impacto positivo en la movilidad de los turistas que se trasladan por las vacaciones".

En el caso de los taxis, cuyo último aumento fue en junio del 2019, la bajada de bandera diurna costará $ 59,50 y la nocturna $ 67,80; mientras que ficha diurna pasará de $ 4,58 a $ 5,95 y la nocturna de $ 5,49 a $ 6,78.

El Gobierno porteño dijo que actualización de la tarifa de taxis es un "pedido de los taxistas con el objetivo de no perder poder adquisitivo". E indicó que desde junio de 2019 el GNC, el combustible principal que usan los taxis porteños, tuvo una suba del 45%.

Además, la administración de Horacio Rodríguez Larreta indicó que la Verificación Técnica Vehicular (VTV) aumentará 35%; el estacionamiento medido 66%; y el acarreo de vehículos 66%.

Más temprano, el ministro de Transporte de la Nación, Mario Meoni, ofreció una conferencia de prensa junto con el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la que anunció que hasta fin de abril los boletos de colectivos y trenes se mantendrían sin cambios.