El Gobierno de la provincia de Santa Fe, a través de la Inspección General de Personas Jurídicas, detalló las deudas declaradas por la empresa Vicentin y señaló que no se limita sólo a quienes se vieron perjudicados por las deudas impagas sino que es imprescindible garantizar el flujo de fondos para sostener la actividad económica de la región.

 

En la presentación, realizada por la titular de la Inspección, María Victoria Stratta,  se detalla que La sociedad denuncia 2.638 acreedores y que "casi 1.900 de ellos tiene su origen en la provisión de granos".

 

"Se trata de acreedores quirografarios, con lo que sus expectativas de cobro están directamente relacionadas con la continuidad de la actividad productiva y la consecuente generación de fondos para hacer frente a esas deudas, que -siempre según la denuncia de la concursada- ascienden a una cantidad que supera los 25.000 millones de pesos".

 

Además de mencionar que "gran parte" de esos acreedores se domicilian en la provincia de santa Fe, suma:

 

  • Más de 500 acreedores que son proveedores de bienes y servicios, por un valor superior a los 2.000 millones de pesos. T
  • La abultada deuda financiera, con numerosos bancos del país y entidades extranjeras por una cifra cercana a los 64.000 millones de pesos
  • Deuda al fisco se adeudarían más de 1.500 millones, en gran parte a organismos nacionales como provinciales y municipios de esta Provincia.
  • Deudas a accionistas y sociedades con vínculo de control por casi 6.000 millones de pesos.

 

"La propia concursada denuncia ser empleadora de casi mil trescientas personas y -con ello- fuente de ingresos de otras tantas familias. Hay miles másEsa generación de empleo se refleja también en trabajo para otros, en tanto los dependientes consumen bienes y servicios dentro de las localidades en las que habitan", señala Stratta.

 

Protestas y responsabilidad social 

 

La funcionaria del Gobierno de Omar Perotti, además, aprovechó las protestas contra la iniciativa de expropiación de Vicentin, y utilizó las manifestaciones, banderazos y reclamos para mostrar como la compañía tiene arraigo e impacto social, para justificar el interés público de su devenir.

 

"Las expresiones recientes -tanto públicas como sectoriales- ponen de manifiesto el arraigo que Vicentín S.A.I.C. detenta, que excede a lo económico para introducirse en aspectos socio culturales.No sólo es así en tanto dadora de trabajo y productora de puestos indirectos, sino también por su actividad de extensión", dijo.

 

En este últim punto anotó los programas sociales en educación #"de los que también da cuenta el escrito de petición de apertura. Por ejemplo, en el año 2018 se produjo la capacitación de más de 200 alumnos de Reconquista y Avellaneda (sin contar los del sur de la provincia) se realizaron prácticas profesionales por parte de alumnos de escuelas técnicas, se otorgan becas y se desarrollaron programas de educación ambiental".