Las expectativas industriales se mantienen negativas al no presentar variantes significativas respecto de mayo, aunque presentaron un leve repunte gracias a la incorporación de sectores a la actividad fabril. El IEI se estableció en 32,9, menos de un punto por encima de la marca de mayo aunque las proyecciones continúan "en el área de perspectivas de contracción".

Las perspectivas de los industriales argentinos para los próximos tres meses reveló que las expectativas "continúan mejorando, aunque levemente, pero las perspectivas todavía se muestran en el área de contracción y muy por debajo de los valores históricos".

"En junio el indicador mejora con respecto al mes de anterior, aunque todavía se encuentra lejos del nivel de Perspectivas de Expansión. Este incremento se debe principalmente a una mejora en la dotación de personal y en las perspectivas de la utilización de la capacidad instalada. Las expectativas de la producción industrial y de las horas trabajadas se contraen fuertemente en relación al mes anterior", destacó el IEI.