La actividad de la industria manufacturera pyme cayó un 6,3% anual durante febrero medida a precios constantes y acumula una baja del 7,97% en el primer bimestre del año frente a igual período de 2021. En tanto que frente a enero tuvo un aumento de 3,6% sin desestacionalizar.

Las familias orientaron desde diciembre una mayor proporción de su consumo al turismo, al ocio y a la recreación, y la industria lo sintió. Además se registraron faltantes de insumos y modificaciones de precios que pusieron en pausa algunos pedidos de producción. Las empresas exportadoras también sufrieron el impacto de la menor demanda internacional de algunos países.

El 66,6% de las pymes consultadas evaluó la situación actual de su empresa como buena o muy buena, 4,2 puntos por encima de enero.

Análisis por sectores

Alimentos y bebidas

 La producción bajó un 6,2% anual y el sector trabajó al 69,9% de su capacidad instalada. Las empresas consultadas explicaron que el principal problema del mes fue el incremento en los precios de las materias primas, especialmente en las que elaboran alimentos como harinas, aceites y lácteos. En el caso de las bebidas, una de las trabas que señalaron las empresas fue conseguir envases de vidrio, un problema que viene afectando desde hace tiempo al sector y que se agravó durante las últimas semanas.

Papel, cartón, edición e impresión

Bajó un 11,9% anual y el sector trabajó al 70,5% de su capacidad instalada. Las empresas consultadas indicaron problemas para producir debido a los cortes de energía y a los faltantes de insumos como papeles de colores, cartulina y papel químico, ya que no se conseguían tamaños. Algunas empresas trabajaron con lo que pudieron conseguir, incurriendo en mayores desperdicios y en mayores costos. El sector de impresiones, además, viene siendo afectado porque se imprime menos y se trabaja más con ediciones digitales.

Indumentaria y textil

La producción subió un 8,8% anual en febrero y el sector trabajó con el 75,9% de su capacidad instalada. El inicio de clases y la reapertura de las disciplinas deportivas impulsaron la confección y la fabricación de prendas. Lo mismo ocurrió con el recambio de ropa de trabajo tras las vacaciones. Pero el sector también tuvo algunas dificultades para conseguir personal, sintió el impacto de los cortes de energía y de las subas de algunos precios que alejaron público. Las ciudades turísticas continuaron trabajando muy bien en rubros como mallas, accesorios, remeras y camperas, lo que hizo que el aumento anual fuese similar en todo el país.

Metálicos, maquinarias, equipos y material de transporte

 La producción bajó un 8,5% anual y el sector trabajó al 68,3% de su capacidad instalada. La actividad fue afectada por las caídas y las pausas en las exportacionesy por las dificultades para conseguir materias primas, especialmente importadas. En general, las firmas vinculadas con la obra pública y con la construcción tuvieron una mejor performance. En cambio, las que tienen fuerte peso en las exportaciones fueron las que más sintieron el freno en la producción del mes.