Ya es la segunda vez que ocurre: los fines de mes le están planteando desafíos cambiarios fuertes al BCRA. La jornada del jueves terminó con ventas de dólares por USD150 millones y fue el récord para lo que va del 2021. De hecho, en un solo día, la autoridad monetaria tuvo que desprenderse del 42,6% de las reservas que había logrado acumular a lo largo del mes. Aun así, el mercado proyecta una devaluación recién para después de las elecciones, aunque algunos análisis descartan esa posibilidad. Las complicaciones aparecerían, sí, para el 2022 y obligan a acordar rápido con el FMI.

La venta de USD150 millones de este jueves no se veía desde el 25 de septiembre del 2020, cuando el Central tuvo que desprenderse de USD160 millones. Ya a fines de julio, el mes pasado, se observó un primer aviso de que la dinámica compradora de reservas se empezaba a poner en crisis, cuando el BCRA hiló cuatro días de ventas por USD342 millones. “El mercado muestra una fuerte demanda sobre el final del mes, para que las empresas puedan pagar sus obligaciones, sin embargo, la oferta debió ser abastecida en parte por la entidad monetaria, que terminó la jornada vendiendo unos ciento cincuenta millones de dólares”, explicó esta vez ABC Mercados.

Las expectativas no apuntan a una devaluación en la previa de las elecciones. La autoridad monetaria llegó a hacerse de muchas divisas que le permiten encarar lo que viene en el corto plazo con cierta seguridad. Hoy las reservas netas están en torno a USD7.000 millones, según el Grupo de Estudios de la Realidad Económica y Social (Geres), y según la consultora Equilibra terminarán el año en torno a los USD5.300 millones.

Sin embargo, el mercado financiero prevé una devaluación para los primeros meses posteriores a las elecciones. Lo destacó la consultora PxQ, que a la vez consideró que no hay argumentos racionales para esperar semejante cosa. Y es que el tipo de cambio todavía está 25% más depreciado que el promedio de los últimos 10 años y los precios de los commodities acompañan con su nivel más alto desde el 2008. “El saldo de cuenta corriente de los primeros 6 meses de 2021 es el más alto desde 2012 y el control de cambios evita que salgan divisas en la cuenta financiera”, sostuvo.

Aunque sí advirtió que la cuestión se puede complicar en 2022, cuando el turismo empiece a generar salida de dólares, la brecha cambiaria presione sobre la facturación de exportaciones e importaciones y sobre los pagos de deuda de las empresas, tal como ocurrió durante el 2020.

PxQ afirmó: “La perspectiva cambiaria para 2022 es compleja. Si la actividad económica continúa recuperándose traccionará importaciones, y con las cantidades exportadas estancadas se dependerá de los precios internacionales para sostener el superávit. El turismo emisivo se recuperará, generando una mayor necesidad de divisas. La cuenta de intereses continuará siendo baja, dado el esquema acordado en la reestructuración de deuda. Todo indica que la acumulación de reservas internacionales que logró el BCRA durante el primer semestre de 2021 no se repetirá en 2022”.

Y agregó: “Si no se logra un acuerdo antes del segundo pago al FMI, en diciembre, se utilizarán íntegramente los USD4.335 millones en DEG. Entre enero y julio el pago de capital al FMI suma USD7.100 millones y con reservas netas terminando el año en torno a USD7.000 millones no habrá margen para seguir demorando el acuerdo”.

Ahí el cepo es un problema: salir no es posible sin devaluación, con unas reservas diezmadas, y quedarse implica presiones sobre las exportaciones e importaciones, además de impedir el ingreso de inversiones. “Flexibilizar el esquema de control de cambios podría ser una forma de reducir la brecha sin devaluar, aunque para eso el BCRA necesitaría contar con mayor fortaleza en las reservas internacionales. Probablemente parte de la discusión con el FMI pase por este punto”, remató PxQ.

Coincidieron desde Equilibra: afirmaron que DEG del FMI “sólo despejaron los vencimientos de 2021” y “a menos que se utilicen reservas netas del BCRA”, que estiman que cerrarán el año en torno a USD5.300 millones, “el Ejecutivo tiene poco tiempo para cerrar un nuevo acuerdo con el FMI que le permita postergar vencimientos de 2022, más aun, teniendo en cuenta que en marzo finaliza el período puente con el Club de París y habrá que renegociar también esa deuda”.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Menos gente buscó trabajo y el desempleo cayó a 9,6%

Menos gente buscó trabajo y el desempleo cayó a 9,6%

Agosto fue récord para las exportaciones aunque no acumuló reservas

Agosto fue récord para las exportaciones aunque no acumuló reservas

Cambió la tendencia y el consumo creció más que la inversión

Cambió la tendencia y el consumo creció más que la inversión

Los costos empresarios cumplen dos meses por debajo del 3%

Los costos empresarios cumplen dos meses por debajo del 3%

La industria siguió con un desempeño tímido en agosto

La industria siguió con un desempeño tímido en agosto

El BCRA vendió reservas y eso limita la expansión fiscal

El BCRA vendió reservas y eso limita la expansión fiscal

Un salario mínimo no alcanza para evitar la indigencia

Un salario mínimo no alcanza para evitar la indigencia

El problema fiscal: en el agosto preelectoral hubo un ajuste de 13%

El problema fiscal: en el agosto preelectoral hubo un ajuste de 13%

La inflación fue de 2,5% pero preocupa la inercia

La inflación fue de 2,5% pero preocupa la inercia

La actividad y el consumo siguieron estancados en julio

La actividad y el consumo siguieron estancados en julio