La misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que arribará el país el miércoles, finalmente se extenderá por una semana, confirmaron fuentes del organismo multilateral.

La comitiva estará encabezada por Julie Kozack, Directora adjunta del departamento del Hemisferio Occidental del FMI y el venezolano Luis Cubeddu, jefe de la misión del organismo para la Argentina.

Se trata de la primera visita que realizará el Fondo al país desde que Alberto Fernández asumió la presidencia, después de los dos encuentros que mantuvo el ministro de Economía Martín Guzmán con la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva.

Georgieva impuso una purga sobre el FMI que la semana pasada se cargó al segundo de la entidad, el norteamericano David Lipton, clave en la aprobación del préstamo y el uso de los fondos para frenar la corrida.

La visita del Fondo se da en plenos preparativos para la negociación de la deuda externa. El Gobierno buscará discutir la propuesta de patear tres años el repago de los USD44.000 millones del megapréstamo stand by firmado por Mauricio Macri y analizar el plan de sustentabilidad de la deuda, cuyos lineamientos generales presentará esta tarde en el Congreso el ministro Guzmán.

Según adelantó BAE Negocios, el jefe de la cartera económica no dará cifras ni proyecciones concretas sino que se enfocará en el compromiso de avanzar en un sendero progresivo hacia el equilibrio fiscal y la política de crecimiento. La cuestión fiscal es considerada clave para conseguir el visto bueno del FMI y evitar un ir a un programa de facilidades extendidas, que impondría reformas estructurales de tinte neoliberal.

El objetivo de Guzmán es poder declarar insostenible el endeudamiento adquirido por la gestión de Macri y hacer creíble ante los bonistas la posibilidad de un default post 31 de marzo y conseguir, además de un período de gracia, una quita de intereses y de capital.