El Gobierno nacional acordó junto a empresarios y dirigentes gremiales una agenda productiva con foco en la inclusión, la sustentabilidad y el fin de la "antinomia mercado interno versus mercado externo" en el primer encuentro formal del Consejo Económico y Social (CES).

El ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el de Trabajo, Claudio Moroni, definieron junto a un centenar de representantes de los gremios y las empresas diez puntos de consenso sobre los que se trabajará en tanto que presentaron el calendario de las mesas sectoriales.

Kulfas explicó que el listado de consensos serán "la hoja de ruta que nos permitirán volver a crecer" y aseguró que la conformación de este ente tripartito entre Estado, empresarios y trabajadores es una "apelación a que construyamos políticas públicas para volver a poner a la Argentina de pie".

Por su parte, el ministro Moroni resaltó: "Estamos planteando que la única salida de la crisis es un proyecto de desarrollo. Ya probamos muchas recetas en Argentina pero no dieron resultados. Esta mecánica de diálogo social es el único método que tenemos".

Los 10 puntos para el desarrollo productivo

 

  • Exportar más.
  • Ningún sector productivo sobra: todos son importantes.
  • Mercado interno versus mercado externo es una falsa antinomia.
  • No hay futuro sin políticas productivas.
  • Ninguna política productiva será sustentable si no piensa en la dimensión ambiental.
  • Una macroeconomía estable ayuda al desarrollo productivo.
  • Si no mejoramos la productividad, no bajaremos ni la pobreza ni la desigualdad.
  • Una buena política productiva debe reducir las brechas de género.
  • La apertura comercial no es un fin en sí mismo, sino una herramienta que debe ser utilizada de manera inteligente y
  • Toda política de desarrollo productivo debe ser una política de desarrollo regional.

El calendario de las mesas sectoriales

 

Se acordó que la primera mesa sectorial será el próximo 22 de octubre con representantes de la industria metalmecánica y automotriz. El lunes 26 se reunirá la mesa sectorial de la construcción; el 29 de este mes los sectores textil, indumentaria, calzado y cuero; y el 30 será el turno de la industria alimenticia.

Kulfas aclaró que esas son las primeras cuatro reuniones pero en los próximos días se anunciará un cronograma para el resto de los sectores que aún no fueron convocados.

Los nombres del CES

 

De la reunión participaron Héctor Daer ( CGT), Miguel Acevedo (UIA), Hugo Yasky (CTA), Ivan Szczech (COMARCO); Jose Martins (Consejo Agroindustrial); Edgardo Llanos (APA); Marcelo Fernández (CGERA); Sergio Candelo (CESSI); Marco Meloni (Mesa de Unidad PyME); Silvia MArtinez (CINA); Juan Ciolli (MNU- CEEN); Carlos Magariños (Cámara Argentina de Energía); Guillermo Moretti (Federación Industrial de Santa Fe); Alberto Carlocchia (CAEM); Graciela Fresno (FEHGRA); Daniel Funes de Rioja (COPAL).

Varios de los asistentes expresaron sus opiniones sobre la convocatoria, entre ellos el titular de la UIA, Miguel Acevedo, quien manifestó: "Es alentador lo que escuchamos. Confirmo cada uno de los puntos expuestos, especialmente lo de intentar terminar con la antinomia campo-industria o trabajar tanto para las pymes como para las grandes. Hay espacio para crecer y acá es donde tenemos que buscar los consensos y seguir adelante".

Daer abogó por "la transformación de la Argentina que se desarrolle y combata las desigualdades existentes y por eso vemos con agrado que no se vuelva a la teoría de la competitividad que implique flexibilización y pérdida de derechos laborales" y les informó a los anfitriones: "Van a contar con la CGT y todo el movimiento obrero sentados para construir esa argentina que tiene que terminar con la pobreza".

Otro de los oradores fue Funes de Rioja, quien celebró la convocatoria y opinó que "los puntos de inflexión de los países se dan en momentos muy delicados. Sabemos que de eso se ha salido con grandes acuerdos económicos y sociales que han fijado políticas de largo plazo. Y ustedes lo han hecho con método, con esos 10 ejes, que estamos dispuestos a llevar a adelante".

"Para nosotros es muy importante que se miren los temas que hacen al desarrollo económico con inclusión social. Y dejar de mirar las antinomias del pasado sino los acuerdos del futuro, para que Argentina pueda tener lugar para todos. La actividad alimentaria está dispuesta a tomar como propio este consejo.

Celebro y felicito y vendremos a trabajar. El análisis sector por sector facilita luego el trabajo en común", aseguró el empresario.

En tanto, el presidente de la Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), Orlando Castellani, planteó que "la realidad de las pymes industriales nos obliga a sentarnos junto a otros protagonistas para buscar soluciones y que permitan que nuestras empresas puedan operar y avanzar en una agenda que progresivamente pueda ir impulsando nuevamente la generación de empleo de calidad".

Mediante un comunicado, la entidad resaltó que "el nivel de producción de la metalúrgica del sector alcanzó en promedio los niveles de producción previos al COVID-19, pero con una marcada heterogeneidad entre las empresas de los diversos subsectores del entramado metalúrgico". “Esta situación nos obliga a trabajar tanto con el sindicato como con el Gobierno en agendas específicas principalmente para aquellas actividades que están todavía muy por debajo de los niveles previos”, agregó Castellani.

Por su parte, el titular de la Confederación General Empresaria de la República Argentina (CGERA), Marcelo Fernández, destacó la necesidad de “convertir en anteproyectos de ley al conjunto de medidas que apunten a la reactivación económica a través del incentivo a las PYMES y la industria en todo el país”.

“Desde CGERA estamos trabajando y le hemos propuesto a los Ministros Kulfas y Moroni que estas políticas queden como políticas de Estado, ya que los empresarios, cuando invertimos, lo hacemos al largo plazo”, manifestó Fernández.
 

Por otro lado, los actores de la producción nacional nucleados en el espacio Producción y Trabajo resaltaron que "será fundamental seguir articulando demandas de los sectores que contengan a quienes generamos trabajo para abandonar la dicotomía campo-industria y que entre todos y todas podamos construir un país más justo, libre y soberano".

"La situación del país requiere de un gran esfuerzo colectivo y el acento está puesto en la generación de divisas que nos permitan solventar los costos económicos que acarrea una pandemia. Ante ello, valoramos los programas expuestos por los funcionarios del gobierno nacional para trabajar en este sentido, donde coincidimos en la no contradicción entre mercado interno y exportaciones", remarcó el Frente Productivo Nacional.