Los precios mayoristas cerraron el segundo semestre del 2021 dando cierta tregua, aunque en niveles todavía algo altos y siempre por encima del 2%. El alza del mes fue de 2,3%, bastante por debajo del 3,8% que marcaron los minoristas, lo que se explicó por cierta caída en los precios internacionales del petróleo, que cabe destacar que ya se revirtió en enero y se espera que siga al alza, combustibles deflacionarios y la dinámica de un dólar relativamente quieto. Sin embargo, el año de los precios mayoristas terminó con un incremento acumulado de 51,3%, apenas por arriba del IPC.

El Indec publicó el informe del Sistema de Índices de Precios Mayoristas (SIPM) correspondiente a diciembre, que contiene a los datos del Índice de Precios Internos al por Mayor (IPIM), una canasta mayormente formada por insumos empresarios transables, que reaccionan con mayor velocidad a lo que ocurre con el dólar y a los precios internacionales de los commodities. El índice refleja así la dinámica de los costos empresarios entre el 15 de noviembre y el 15 de diciembre.

Que los costos empresarios hayan terminado por encima de los precios al consumidor da cuenta de que la recomposición de precios, luego de unos 2018, 2019 y 2020 con recesión histórica, todavía no se completó. Lo cierto es que al recortar la dinámica del segundo semestre se puede observar que hubo más aumento de precios finales que de costos. De hecho, el IPIM nunca superó el 3% mensual durante los últimos 6 meses del año, mientras que el IPC siempre estuvo por arriba de 3%, excepto en agosto y noviembre, cuando marcó 2,5%.

El 2,3% de diciembre para los mayoristas fue la menor suba desde el 2,2% de julio. El promedio del semestre marcó un incremento mensual de 2,6%. En cambio, en los minoristas el alza promedio mensual fue de 3,1%. Ahí se observa la dinámica diferencial que marcó la mencionada recomposición de ganancias que impulsó al IPC, montada sobre la reactivación económica y la vuelta del consumo como traccionador del PBI.

Lo que más traccionó a los precios mayoristas durante diciembre fue el incremento en los precios internacionales del agro, que generó un alza de 4,8% en la división Precios agropecuarios. Eso le agregó 0,55 punto al IPIM del mes. Y hubo anclas cuya continuidad está en seria duda para el 2022: los precios importados subieron "solo" 1,2% por el atraso cambiario; la energía eléctrica, subsidiada, 1,1%; las naftas, sin aumentos autorizados en la segunda mitad del año, cayeron 0,1%; y el petróleo crudo 1,9%.

Ahí una clave: a priori, las anclas del 2021 no estarán más durante el 2022. La aceleración de la devaluación mensual, la búsqueda de achicar el déficit fiscal soltando un poco las tarifas y un petróleo que promete registrar subas frente a la menor incidencia (respecto a lo esperado) de la variante Ómicron sobre la actividad global, podrá generar presiones en los costos empresarios. Eso, además, implicará presiones sobre la inflación minorista.

Desde LCG destacaron al respecto: "En lo que respecta a la inflación mayorista, esperamos una aceleración de los registros en la primera parte del año producto del impulso de un crawling más alto del tipo de cambio oficial sobre los productos importados y de eventuales ajustes tarifarios, todo sobre una inercia alta. En concreto, proyectamos registros en torno al 4% mensual en el primer semestre y una inflación anual acelerando a 53% hacia mitad de año". 

Coincidieron en parte desde ACM. La consultora espera una aceleración de los precios mayoristas frente al incremento "en el ritmo devaluatorio que está imprimiendo el BCRA desde comienzos de este año, el deterioro de expectativas relacionado con el atraso en la negociación con el FMI, que en caso de fracasar podría implicar una mayor dependencia del financiamiento monetario para financiar el déficit, y también las reformas que se hagan en el sector energético".

El Indec también publicó el informe del Índice de Costos de la Construcción (ICC), que mostró un incremento de apenas 1,5% en diciembre. Ahí la clave vienen siendo las paritarias. En los meses en los que no hay aumento en las remuneraciones la dinámica del sector muestra niveles pequeños de alza. Y explota en los meses con correcciones salariales. Los materiales, siempre durante diciembre, aumentaron, sin embargo, sólo un 2,5%, lo que estuvo bastante por debajo de la inflación minorista de 3,8%. Los gastos generales, que incluyen servicios de alquiler como los andamios, una retroexcavadora, un volquete, y otros, aumentaron sólo 1,9%.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

El Tesoro y la meta de emisión monetaria: se juega una parada clave

El Tesoro y la meta de emisión monetaria: se juega una parada clave

El uso de máquinas industriales y su mejor marzo en los últimos seis años

El uso de máquinas industriales y su mejor marzo en los últimos seis años

La inversión crece por la suba de la ganancia empresaria

La inversión crece por la suba de la ganancia empresaria

Agis: el plan K para apuntalar ingresos tiene impacto fiscal de 3,5% del PBI

Agis: el plan K para apuntalar ingresos tiene impacto fiscal de 3,5% del PBI

El Banco Central subió la tasa ante la persistencia de la alta inflación

El Banco Central subió la tasa ante la persistencia de la alta inflación

El BCRA volvió a emitir para cubrir rojo primario

El BCRA volvió a emitir para cubrir rojo primario

Las paritarias de los estatales permitieron moderar la pérdida de salarios contra la inflación

Las paritarias de los estatales permitieron moderar la pérdida de salarios contra la inflación

¿Puede el bitcoin ser la moneda de circulación legal?

¿Puede el bitcoin ser la moneda de circulación legal?

Subas en naftas y prepagas le suman medio punto al IPC de mayo

Subas en naftas y prepagas le suman medio punto al IPC de mayo

El BCRA alcanzó un ritmo de compra de dólares para cumplirle al FMI

El BCRA alcanzó un ritmo de compra de dólares para cumplirle al FMI