En septiembre, el BCRA volvió a incrementar la cantidad de pesos que pagó a los bancos por los intereses que generaron los siempre crecientes stocks de Leliq y Pases, los instrumentos de política monetaria con los que viene absorbiendo liquidez prácticamente todos los meses. En septiembre, en particular, devengó pagos por $130.135 millones por esa vía, lo que implicó un incremento de 4,5% respecto a agosto, bien por encima de la inflación. Aunque vale una salvedad: por la relativamente baja tasa de interés, los pagos siguen 13,6% por debajo, en términos reales, de los niveles del 2019, bajo la gestión de Guido Sandleris.

Cuando a principios de año la consultora Macroview proyectó una emisión monetaria de $1,5 billones por la vía de los intereses de los pasivos remunerados, la cifra podía resultar descabellada. Sin embargo, el año terminará en una cantidad cercana a ese número. Por un lado, las críticas más acerrimas meten el dedo en la llaga sosteniendo que la realidad contrasta con la idea electoral de financiar jubilaciones con una baja los pagos de intereses. Por el contrario, en los primeros 8 meses del 2021 las prestaciones sociales, con las jubilaciones como protagonistas, sufrieron una caída real de 16,8% real, pese al espaldarazo del bono de $5.000 entregado en agosto.

Por otro lado, lo cierto es que la pandemia obligó emitir en forma récord para sostener con vida a los hogares y empresas. El Gobierno logró evitar, hasta acá, una megadevaluación y para eso debió absorber los sobrantes de liquidez con Leliq y Pases. Así, el stock de estos instrumentos de política monetaria creció a $4,2 billones en septiembre. Hace un año era de solo $2,5 millones. Mostró un incremento de 68% interanual, bien por encima de la inflación. En términos reales creció en torno a 10% real. 

La consecuencia es obvia: con más stock, crecen los intereses devengados, más allá de que siguen muy por debajo de los niveles del 2019. Si la inflación fue de 2,8% en septiembre, tal como prevé el consenso de analistas y bancos de la city reflejado en el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) del BCRA, con un incremento de 4,5% en el mes de los pagos de intereses, hubo un alza real de 1,6%. Es el quinto mes consecutivo de incremento en términos reales.

En lo que va del año (incluyendo los primeros días de octubre) se pagaron $949.544 millones. Casi un billón. Y, si sigue creciendo al mismo ritmo al que viene haciéndolo en los últimos meses, en torno al 5% mensual nominal (cabe destacar que en varios meses recientes lo hizo por encima), la cuenta puede llegar con tranquilidad a los $1,4 billones, cerca de la proyección de Macroview.

Eso sí: en lo que va del 2021, pese al fuerte incremento del gasto fiscal y la emisión a los que obligó la crisis sanitaria, se pagaron menos intereses que en el mismo período de 2019, en la prepandemia. Como en paralelo a la suba del stock, la tasa de interés, hoy clavada en 38%, permaneció muy por debajo de los niveles récord de la gestión de Sandleris al frente del BCRA, que tuvo picos de 83%. Así, en términos reales, los pagos de intereses cayeron 13,6% contra el último año de la gestión Cambiemos. Una baja sigificativa, que se da por el incremento nominal de 83,5% de los pagos y la inflación promedio de 112,3% en el mismo período.

Beneficio colateral de la venta de reservas: base monetaria cae 0,3% real

La base monetaria mostró moderación en su crecimiento durante septiembre. Tuvo un alza nominal de 2,5%, lo que significó una caída en términos reales en torno a 0,3%, si se toma como válida la proyección de inflación de 2,8% del último REM.

Y es que, pese a que crecieron los envíos al Tesoro y a que los pasivos remunerados absorbieron menos que en agosto y julio, en septiembre se dio vuelta el signo de las compras de dólares: el BCRA vendió reservas y aspiró así $94.170 millones. Un beneficio colateral de una situación complicada en el frente externo.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

La actividad alcanzó su quinto mes consecutivo de recuperación

La actividad alcanzó su quinto mes consecutivo de recuperación

El tope a importaciones devolvió el superávit de cuenta corriente

El tope a importaciones devolvió el superávit de cuenta corriente

En lo que va de noviembre, el Tesoro logró financiarse con más deuda que emisión

En lo que va de noviembre, el Tesoro logró financiarse con más deuda que emisión

Ajuste: el gasto en jubilaciones cae 6,4% real en 2021

Ajuste: el gasto en jubilaciones cae 6,4% real en 2021

Los controles afectaron a las importaciones de consumo

Los controles afectaron a las importaciones de consumo

El PBI trepó por cuarto mes al hilo y crecerá 10% en 2021

El PBI trepó por cuarto mes al hilo y crecerá 10% en 2021

La industria crece pero se ralentiza la dinámica

La industria crece pero se ralentiza la dinámica

Por la inflación, en octubre la pobreza continuó sin ceder

Por la inflación, en octubre la pobreza continuó sin ceder

Los precios mayoristas dieron tregua pero se espera una aceleración

Close-up of a piggybank in front of businessman calculating bill with calculator

El uso de maquinarias trepó a su máximo desde abril del 2018

El uso de maquinarias trepó a su máximo desde abril del 2018