El director del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), Marco Lavagna, aseguró que existe una "cierta desaceleración" de los precios, aunque reconoció que el país "aún tiene niveles de inflación muy elevados".

 "No es para salir para festejar, pero se ve una cierta desaceleración de los precios, que habrá que ver si se mantiene. Se rompió la tendencia a la suba permanente que terminó en una suba de casi 54% en 2019", subrayó el funcionario en diálogo con Radio Mitre. 

En este sentido, Lavagna consideró que "seguimos con niveles de inflación muy elevados, en torno al 2% mensual", y remarcó que "la clave" es ver cómo ir regulando esta situación en el marco de la pandemia. 

Las declaraciones del economista se condicen con la última medición del Indec en donde da cuenta de una suba de precios del 1,9% durante julio, lo que deja como resultado un alza acumula del 15,8% en los primeros siete meses del año, y 42,4% en la medición anual. 

Al ser consultado por la diferencia con los valores de las consultoras privadas que pronosticaban un porcentaje por encima del 2%, Lavagna enfatizó: "la capacidad de recolección de datos que tiene el INDEC no las tiene nadie. En julio juntamos más de 260 mil precios".

El funcionario también recordó que durante el mes anterior, el Gobierno autorizó un aumento en Precios Máximos, y -reconoció- "eso claramente tuvo un impacto en el índice. Seguramente, algún impacto tendrá también en agosto".

"Creo que el Gobierno va a a buscar administrar la salida" de los precios que están congelados, como las tarifas de servicios públicos", explicó para luego subrayar: "Estamos en emergencia, y las medidas son excepcionales".

De acuerdo con las estadísticas oficiales, el rubro Alimentos y bebidas no alcohólicas registró en julio un alza del 1,3%, pero el que más subió fue Equipamiento y Mantenimiento del Hogar, con un aumento del 3,9%.

Adempas, el Indec reveló que "la cantidad de precios relevados en julio fue mayor a la de junio" y que "la única división que debió imputarse por el Nivel general fue Restaurantes y hoteles, debido a que la mayoría de los locales que la integran permanecieron cerrados", por la emergencia sanitaria.