El ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, descartó que la deuda pública en pesos del país sea insostenible y consideró que quién lo diga "no tiene idea de lo que está hablando y no pasaría un examen básico de la facultad". Además, elogió la gestión de Matías Kulfas como exministro de Desarrollo Productivo y resaltó la posibilidad "transformacional" para el país en el sector energético

El funcionario explicó que "la tasa de interés real ha estado inclusive muy por debajo de la tasa de crecimiento de la economía y eso implicó que el ratio de deuda pública sobre producto haya transitado un camino de absoluta sostenibilidad", en una entrevista con el diario La Capital de Rosario. 

Ante la consulta sobre un posible "problema de sostenibilidad" de la deuda pública en pesos que plantean algunos economistas y sectores de la oposición, el ministro se encargó de remarcar que el concepto "es una debilidad conceptual que alarma" y no encontraría eco en el ámbito del "análisis académico". En ese sentido, enfatizó: "Quien diga que en Argentina la deuda pública denominada en pesos es insostenible, realmente no tiene idea de lo que está hablando y no pasaría un examen básico en la facultad". 

También, señaló que los últimos anuncios de medidas realizados por su cartera y el Banco Central, como la suba de tasas, se realizaron de manera "plenamente coordinada" y apuntan a que "Argentina tenga un sendero de acumulación de reservas más veloz". 

Guzmán, junto a Pesce y el flamante ministro Daniel Scioli, una foto de "la acción coordinada" entre el BCRA y la cartera económica

Suba de tasas, inflación e importaciones 

Guzmán descartó que la política de suba de tasas apunte a "enfriar la economía" porque la tasa "no ataca la inflación de forma directa".

"Ese mecanismo en la Argentina no existe porque el canal del crédito es muy débil. El mecanismo es que podamos tener acumulación de reservas, y eso es una condición necesaria para atacar la inflación", agregó.

En cuanto a la inflación, puntualizó que es "la principal problemática hoy en el mundo", ya que "países donde no la había, hoy tienen inflación de dos dígitos".

"Si el camino para atacar la inflación es solamente suba de la tasa de interés, eso va a generar problemas porque las economías se desaceleran. Y en un mundo donde la desigualdad ha crecido, a diferencia de la Argentina, eso generaría grandes problemas, sociales y de inestabilidad política y económica", continuó.

En el caso de las importaciones, Guzmán aseguró que el Gobierno va a contrarrestar cualquier tipo de especulación en un panorama de brecha cambiaria.

"Por un lado, el nivel de actividad es fuerte. En segundo lugar, hubo un aumento de los precios de lo que la Argentina importa. En tercer lugar, hay una concentración de importaciones que son clave para el funcionamiento de la economía en la primera parte del año. Luego, el Gobierno nacional va a actuar para que no tenga lugar ningún tipo de especulación que se dé en un contexto donde hay brecha cambiaria", explicó.

La gran oportunidad de Vaca Muerta

El responsable de la cartera económica sostuvo que Argentina tiene "una gran oportunidad en el campo de la energía" e insistió en la idea de que el desarrollo de Vaca Muerta sería "transformacional" para el país.

"La producción en Vaca Muerta es uno de los motores de la economía nacional. La energía es un costo fundamental de toda nuestra estructura productiva, incluyendo a la industria y también la agroindustria. Entonces, si logramos aumentar la escala en la producción energética a un nivel mucho más alto, vamos a tener menores costos de producción y eso generará más competitividad y más trabajo".

Y agregó: "Desde el punto de vista macroeconómico, contribuye a la estabilidad, porque genera divisas tanto por la sustitución de importaciones como por la posibilidad de exportar más. El gasoducto Néstor Kirchner debe ser una obra sobre la cual haya una política de Estado".

"Este es un proceso que implica un cambio estructural porque nos va a permitir concentrar el uso de los recursos del Estado en lo que más necesita la Argentina, como la inversión pública. Con la recuperación del empleo tiene que darse una recuperación del poder adquisitivo de los salarios, y cuando falta mano de obra lo que hay que hacer es pagar más salarios", destacó, con foco en la supresión de subsidios. 

"La energía es un costo fundamental de toda nuestra estructura productiva, incluyendo a la industria y también la agroindustria"

"Daniel es un conocedor del sistema productivo"

En cuanto a la designación de Daniel Scioli como nuevo ministro de Desarrollo Productivo, Guzmán subrayó: "Le va a dar continuidad a la política tan importante que desarrolló el exministro Matías Kulfas, que fue fundamental para que la Argentina cambie el eje de su modelo económico".

"Con Scioli veníamos trabajando de una forma muy activa cuando él estaba como embajador en Brasil. Tuvimos acuerdos importantes con ese país, uno en el campo de la producción de energía eléctrica. Daniel es un conocedor del sistema productivo argentino", añadió. 

En relación con la actividad económica, Guzmán analizó: "El año pasado el PBI creció 10,3%. Se ve en la generación de empleo: 1.150.000 puestos de trabajo creados en 2021. En 2022 se sigue creciendo y generando empleo, y se ve un aumento de la inversión".

"Se recuperó la industria, crece la agroindustria, la economía del conocimiento, el sector energético. Junto al desarrollo incipiente y fuerte de la minería, esto permitió que Argentina eleve sus exportaciones. No solo en valor, que pasó de USD 59 mil millones a más de USD 80 mil millones, sino en volúmenes, lo cual es una condición fundamental para la continuidad del crecimiento", cerró el ministro.