El ministro de Economía, Martín Guzmán, rebatió los cuestionamientos que hizo la vicepresidenta Cristina Kirchner por el gasto público: “Considera que hay un ajuste fiscal, yo le digo que no”, sostuvo el funcionario. Además, apuntó contra el Fondo Monetario Internacional (FMI), y calificó al préstamo durante el gobierno de Mauricio Macri de “vergonzoso”.  

"En la carta ella manifiesta que considera que hay un ajuste fiscal, aunque le digan que no, yo soy uno de los que le dice que no: en Argentina ha habido una política fiscal expansiva", dijo el ministro en declaraciones radiofónicas. En este sentido, subrayó que "el gasto primario creció interanualmente un 64,8%” y agregó que “si se excluye el gasto por las restricciones de la circulación, creció por encima de la inflación”.

De todas maneras, el jefe del Palacio de Hacienda remarcó “la buena fortuna de tener mucho diálogo muy franco y firme” con la ex presidenta, de quien destacó su “inteligencia excepcional y su compromiso con el país”. 

Las medidas después de las elecciones 

Respecto al resultado de las PASO y las nuevas medidas, reconoció que "tal vez se podrían haber implementado algunas medidas antes”. En este sentido, adelantó que“va a haber una modificación de las políticas económicas”, aunque luego aclaró: “Todo lo que anunciamos en los próximos días es algo que ya está proyectado presupuestariamente, es falso decir que lo que hacemos es por algo electoral”. 

“No es lo mismo hacer política económica cuando no hay crédito y la moneda está tan débil. A uno le gustaría poder hacer más, pero para eso hay que contar con instrumentos”, explicó el funcionario y consideró que desde el Gobierno se trabaja “con absoluto pragmatismo en un contexto que es históricamente muy difícil”. 

La deuda con el FMI

Por otra parte, enfatizó que el “vergonzoso” préstamo con el FMI por 45 mil millones de dólares “es uno de los peores problemas que deja la administración anterior” y aseguró que “no se utilizó un solo dólar en mejorar la capacidad productiva del país, ni en dar condiciones para que haya más trabajo”. 

"El pago al FMI tiene que ver con la responsabilidad. Buscamos resolver un problema muy grave cuidando a nuestra gente en un mundo donde hay fuerzas económicas que buscan seguir escribiendo reglas de juego que han fracasado. Lo que hacemos es enfrentarnos a esas fuerzas", complementó.

La inflación y el dólar

Consultado por la inflación, consideró que “es un mal para el funcionamiento económico” y que la prioridad es “resolver las múltiples causales que la generan” y volvió a insistir sobre el préstamo del FMI: “ Cuando un país tiene un problema de falta de dólares tiene problemas cambiarios. Lo mismo en el frente fiscal, hay una parte que pone presión en el dólar”.

"Se hizo un daño enorme con todo el esquema económico que se aplicó en 2015. Si uno no controlase la situación en el mercado de cambios lo que ocurriría es una devaluación", explicó Guzmán y remarcó que desde el Gobierno le prestan atención a la brecha cambiaria porque tiene consecuencias en la actividad económica” 

“Las elecciones legislativas son importantes porque importa qué reglas de juego se pueden articular para proteger a la Argentina. El año pasado en el peor momento cambiario hubo una articulación con Máximo Kirchner que ayudó a que esa situación se pueda revertir", agregó.