La Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE) inició su 25° Encuentro Anual “Convivencia para el desarrollo”, con la presencia de referentes destacados de la política, el mundo empresario, intelectuales y líderes de la sociedad civil, para conversar acerca de justicia, meritocracia, comunidad y libertad.

En la apertura del Encuentro, su presidente, Fernando Oris de Roa, afirmó: “La sociedad no está funcionando bien. No podemos producir bienestar ni riqueza. Los líderes nos separan y perdemos gente; hijos que se van. Nadie nos habla de futuro.”

En este sentido, mencionó que los políticos "no indican el camino, posiblemente porque no lo conozcan o porque no tengan el coraje de señalar el inevitable sacrificio que la sociedad tendrá que pasar para lograr la prosperidad".

Según Oris de Roa, “debemos reducir los desacuerdos y recuperar el tiempo perdido. Es muy probable que vengan cambios profundos en el funcionamiento de nuestra sociedad para que vuelva a ser productora de bienestar para todos nuestros ciudadanos. Pero cuando ocurran estos cambios imprescindibles tenemos que darnos cuenta de que van a ser dolorosos y onerosos”.

A los empresarios les dijo: “Tendremos que apoyar y sostener. Tenemos que mostrar que nuestra prioridad no va a ser el cuadro de resultados, sino el bienestar de nuestra comunidad”.

También participó en el encuentro el CEO de Globant, Martín Mogoya, quien señaló: "Juzguemos a nuestra gente por el nivel de esfuerzo, más allá de su capacidad intelectual. Creo que la meritocracia es necesaria pero no es suficiente".

Migoya agregó que "el mérito es necesario para tener éxito, partiendo de condiciones iguales. El más meritorio es el que más se esfuerza para llegar a un lugar, no el que más inteligencia tiene. Sin mérito y sin oportunidades no existe la forma de progresar"

"El mérito no solo tiene que ver con aplicar esfuerzo a tu inteligencia sino con saber responder a lo que otros valoran, a los incentivos. Ahí es donde podemos entender el rol del mérito y el rol de las oportunidades", finalizó.

Carlos Rosenkrantz, vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, en conversación con Juan Vaquer, expresidente de ACDE

 

También participaron del encuentro el vicepresidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz, que sostuvo que "los jueces no son agentes de cambio en una sociedad, arbitran los conflictos, pero no juegan el partido" 

"A los jueces hay que pedirles que apliquen el Derecho, que quiere decir proteger a la Constitución y protegerla de las reglas que pueden ser inconstitucionales. Cuando el escrutinio sobre nosotros, los jueces, es más estricto, es mejor", apuntó.