La negociación de Facturas de Crédito Electrónica (FCE) en el Mercado de Capitales creció un 49% los primeros 8 meses del año en relación al mismo período de 2020. Esta herramienta ofrece alternativas de financiamiento para más de 200.000 empresas sin necesidad de evaluación crediticia.

Desde la creación de la FCE, informó el Ministerio de Desarrollo Productivo, más de 200.000 contribuyentes -de los cuales el 50% son MiPyMEs empleadoras-, han generado una factura de este tipo a raíz de vincularse comercialmente con una empresa grande. Los datos provistos por la AFIP a la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores, autoridad de aplicación del régimen, arrojan que entre enero y agosto de 2021 se emitieron en promedio mensual 381.000 FCE por $478 mil millones, de los cuales se negociaron $260 millones en el Mercado de Capitales a una tasa del 36%.

Este tipo de financiamiento permite que más empresas accedan a capital de trabajo sin necesidad de una evaluación crediticia a la PyME, ya que el sistema financiero evalúa el riesgo de la gran empresa y además no consume el cupo de crédito del proveedor.

Los números reflejan el enorme potencial que tiene el instrumento a medida que las entidades bancarias se vayan incorporando al Nuevo Sistema de Circulación Abierta del Régimen de Factura de Crédito Electrónica, que entró en vigencia a partir del 1° de abril, para de esta forma incrementar el financiamiento de este segmento de MiPyMEs proveedoras directas de las grandes empresas.

Plataformas virtuales

A partir de un trabajo conjunto entre AFIP, el Banco Central y la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (SEPYME) del Ministerio de Desarrollo Productivo, con el nuevo Sistema de Circulación Abierta las MiPyMEs podrán endosar, ceder y descontar la FCE desde una cuenta bancaria o bien esperar la compensación al vencimiento de la factura en la CBU informada. Las instituciones bancarias ya están implementando los sistemas para ofrecer las funcionalidades desde sus plataformas virtuales.

Con una operatoria similar a la del Cheque Electrónico (ECHEQ), el sistema les permite acceder a las MiPyMEs proveedoras de Grandes Empresas a una mayor cantidad de fuentes de financiamiento anticipado así como también mejorará la certeza de cobro, ya que la falta de pago al vencimiento de las facturas se verá reflejada en una Central de Facturas de Crédito MiPyMEs Impagas al vencimiento (CenFIV).

El Régimen de FCE establece que una micro, pequeña o mediana empresa está obligada a emitir este comprobante en todas las operaciones comerciales que realiza con una empresa grande (de un listado público que se actualizó el 01/09/2021 incorporando más firmas), siempre que el monto total sea igual o superior a $195.698.