La desocupación del primer trimestre del año fue del 7%, el mismo guarismo que durante el cuarto trimestre del año pasado pero una mejora considerable frente a la comparación interanual. Desde el Gobierno nacional destacaron que la tasa de empleo (43,3%), es decir la relación entre la población ocupada y la población total, fue uno de los mejores registros para un primer trimestre desde que el Indec modificó su metodología (2016). Sin embargo, lo que sigue empujando la recuperación laboral es la informalidad en las formas de contratación. Entre enero y marzo de este año se crearon 112.000 puestos formales en la comparación interanual, contra 532.000 asalariados no registrados durante mismo período, según datos del Ministerio de Trabajo en base al último informe del Indec.

La pandemia destruyó 4 millones de puestos de trabajo y desde entonces se crearon 5 millones, de los cuales en el último año se generaron 960.000 puestos. Es un dato que se condice con el crecimiento de la actividad económica pero que no da cuenta de la película completa.

Según los últimos datos del Indec, del total de asalariados al primer trimestre de este año, el 64,1% tenía recibo de sueldo. Es decir que contaba con la protección social que establecen las leyes laborales, mientras que el 35,9% corresponde al universo de la informalidad. En la comparación interanual, hubo una reducción de la cantidad de asalariados formales en 3,5 puntos porcentuales, mientras que la precariedad aumentó en la misma proporción (3,5 puntos).

“Durante el último año la composición del empleo dio cuenta de una menor incidencia del autoempleo (- 24 mil) y un crecimiento del segmento asalariado, pero de la mano de la expansión de la informalidad laboral (+ 790 mil)”, puede leerse un informe del Instituto de Pensamiento y Políticas Públicas que coordina Claudio Lozano, economista director del Banco Nación.

Del análisis realizado por el IPyPP se desprende que los empleadores del sector privado aportaron tan solo el 26,5% del total del empleo generado durante el último bienio a pesar de que la actividad económica resultó un 5% superior. “Estos indicadores dan cuenta del carácter insuficiente del sector privado para sostener un proceso de generación de empleo de calidad”, concluye el trabajo firmado por Ana Rameri.

Desde el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) también observaron la misma dinámica de aumento de la informalidad laboral pero pusieron en perspectiva la situación local en relación a otros países de la región.

“El proceso de recuperación del empleo en la post-pandemia continúa siendo destacable. Argentina es el país de la región que más redujo la tasa de desempleo (no se incluyen los programas o planes sociales) desde el pico de la pandemia. En nuestro país el desempleo se redujo a un ritmo más de 2 veces superior al de Brasil y 3 al de Uruguay. El resto de la región tiene hoy más desempleo que en la pre-pandemia”, sostuvo Hernán Letcher, titular del CEPA.

Más notas de

Sebastián Premici

Las alimenticias enviaron a los supermercados listas con subas de hasta el 25%

Las alimenticias reclaman subas en supermercados de hasta el 25%

Silvina Batakis puso el ojo en la especulación del sector agroexportador

Batakis puso el ojo en la especulación del sector agroexportador

El BCRA intervino en el mercado de futuros para contener expectativas de devaluación

El BCRA intervino para contener expectativas de devaluación

El Banco Central se prepara para una jornada con mucho ruido político

El Banco Central se prepara para una jornada con mucho ruido político

El Banco Central se prepara para un lunes de especulaciones

El Banco Central se prepara para un lunes de especulaciones

Los salarios de los trabajadores privados y estatales siguen por debajo de la inflación

Asalariados y empleados estatales siguen por debajo de la inflación

Mejoró la distribución del ingreso pero a partir de la creación de trabajo precario

Mejoró la distribución del ingreso pero con trabajo precario

El BCRA mejoró su posición compradora pero sigue lejos de la meta con el FMI

El BCRA mejoró su posición compradora pero sigue lejos de la meta con el FMI

El BCRA limita los pagos de importaciones para cubrir la demanda energética

Limitan pagos de importaciones para cubrir demanda energética

El BCRA apuesta a profundizar la financiación de las importaciones

Las importaciones de junio tocarán otro récord y estarán cerca de 9.000 millones de dólares