El economista Carlos Melconian salió a hablar luego de que el ministro de Economía Martín Guzmán expusiera ayer en el Congreso la posición del Gobierno respecto de la renegociación de la deuda externa, y consideró que tuvo un "discurso de cabotaje", y aseguró que en el exterior "están esperando un sendero fiscal real".

"Lo de ayer fue de cabotaje, es lo habitual que sucede cuando un ministro va al Congreso y tiene que salir airoso de las preguntas que le hacen. ¿Creen que después va a ir a negociar la deuda con ese discurso? Esa es otra historia", sostuvo el ex presidente del Banco Nación desde diciembre de 2015 hasta enero de 2017, designado por el ex presidente Mauricio Macri.

Al mismo tiempo, sostuvo que el Gobierno tiene un programa económico "históricamente ochentista, peronista, que implica la compra de dólares con emisión de pesos para honrar las obligaciones con los acreedores".

En ese sentido, enfatizó: "con la lágrima del comercio exterior y de las exportaciones, tenés que llevar a cero la dolarización y el turismo. Y la columna vertebral de eso es el cepo, el equilibrio basado en la presión fiscal. Y el grano de la deuda, que es un foco de emisión que no querés tener. Mientras tanto, das la batalla de querer revitalizar el peso y toda esa historia. Y ahí arrancás".

Respecto a lo que dijo Guzmán en la cámara de diputados de que "con suerte, habrá equilibrio fiscal antes del final del mandato (de Alberto Fernández)", Melconian respondió: "Honestamente, el mundo externo -a quien no está dirigido esto, que es de cabotaje puro- está esperando un sendero fiscal real.  Nadie seriamente trabaja con un sendero alternativo cuando ves los componentes del Fisco".

El economista, que fue uno de los encargado de explicar las propuestas de Macri para la economía durante la campaña que luego lo llevó a ser presidente entre 2015 y 2019, sostuvo además, que el Presupuesto Nacional de este año "está a merced de la deuda y el programa monetario está a merced del roll over. Guzmán hizo una muy buena diferenciación entre pesos, dólares y FMI. Da la impresión que el Gobierno con la deuda en pesos quiere seguir con el roll over en el mercado", es decir traspasar posiciones de un contrato que finaliza a otro con lejano vencimiento.

En tanto, advirtió que "el traspié con el Bono Dual va a continuar con el resto de la deuda en pesos por un tema de magnitud. El monto de deuda en pesos (a reperfilar) en la Argentina es como querer bañar a un elefante en un bañadera en una casa. Ahí tenés un problema".

También comentó que el FMI "es un capítulo aparte. El sueño del pibe es ignorar al Fondo. ¿Porqué es el sueño del pibe? Porque no quiero plata. Aunque el Fondo va cobrar los intereses, no quiero que me joda en la negociación con los bonistas".

Para Melconian, hubo una frase "que pasó desapercibida" en la exposición de Guzmán: "nosotros trabajamos con senderos que tienen rangos, tenemos un sendero fiscal y otro comercial para hacer consistente el programa", comentó.

Y añadió: "ese nexo de que tengo que tener superávit fiscal para pagar la deuda es un mecanismo higiénico de país estable, que este modelo no le va a dar bola. Decir que no voy a tener superávit primario o decir que voy a tener primario es irrelevante para ver si es un signo de que se va a pagar la deuda o no".