Menos del 50% de las empresas que fabrican piezas para vehículos en el país pudieron acceder a la línea de créditos a una tasa del 24% anual destinados al pago de salarios, informó este viernes la Asociación de Fabricantes Argentinas de Componentes (AFAC). 

El balance se desprende del relevamiento llevado a cabo por la entidad fabril, en donde se dio a conocer que "sólo el 47% se vió beneficiado por el instrumento de asistencia financiera", mientras que el 31% intentó acceder, pero finalmente "no logró obtenerlo", y un 22% "ni siquiera no lo ha intentado”.

El reporte destacó que entre las principales razones que impidieron la otorgación de auxilio, se resalta el "acceso parcial por límite del banco, en el 26% de los casos", que se sumó a la negativa de las entidades financieras de dar marcha a la línea de tasa preferencial, que trepó al 12% de los encuestados.

"El 12% de las firmas solicitantes presentaron dificultades para contactarse con los bancos, mientras que un 10% no encuadraban como pymes", señala el informe de AFAC.

Además, desde el sector alertan que para abril, "sólo el 8% de las autopartistas manifestó poder pagar los salarios al 100%”, y mientras que "el 92% no pudo afrontar el pago de sueldos o pudo hacerlo sólo parcialmente”.

“El 73% de las autopartistas no logró llegar a un acuerdo de suspensión en el marco del artículo 223 bis” de la Ley de Contrato de Trabajo", precisaron, en tanto que el 49% "manifestó haber licenciado a más del 50% de sus empleados”.


En relación al porcentaje de empresas que solicitaron el acceso al Programa de Asistencia de Emergencia a la Producción y al Trabajo (ATP), el informe señala que "el 79% pudo ingresar", mientras que el 11% no logró obtenerlo y un 10% no intentó inscribirse”.

"La industria evidencia una significativa cantidad de empresas que están afrontando importantes dificultades financieras y operativas. La amplia mayoría atraviesa una fuerte interrupción de la producción y de las ventas, y os indicadores muestran que esta situación es aún más profunda y grave para el sector autopartista, compuesto mayormente por pequeñas y medianas empresas, en un 90% de los casos”, alerta el monitoreo de la AFAC.