La Línea de Financiamiento para la Inversión Productiva (LFIP), impulsada por el Banco Central, se mantiene como la principal vía por la que se canalizan los créditos a Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Mipymes).

A fines de enero, los préstamos otorgados a través de la LFIP acumularon, desde su puesta en marcha, desembolsos por aproximadamente $1.628 miles de millones. Estos desembolsos acumulados en enero implicaron una expansión de 8,4% respecto a fines de diciembre

Hasta el momento, más de 215 mil empresas accedieron a préstamos con condiciones preferenciales en el marco de la LFIP, informó la entidad que dirige Miguel Ángel Pesce.

Aproximadamente 84% del total de los desembolsos se destinó a la financiación de capital de trabajo y el resto a proyectos de inversión

La LFIP contribuyó a sostener el crecimiento de los préstamos destinados a financiar actividades comerciales.

Los montos acumulados desde noviembre de 2020 y hasta enero de 2022 a través de la línea representaron algo más del 60% del financiamiento otorgado a través de documentos, que son las líneas utilizadas para instrumentar estos préstamos. 

Las condiciones preferenciales de los créditos otorgados en el marco de la LFIP permitieron que, en términos interanuales y a precios constantes, el saldo de préstamos a Mipymes registraran un crecimiento del orden del 15%.