El Gobierno nacional espera que las negociaciones de la administración bonaerense con los acreedores tenga un "resultado positivo" en los próximos días y destacan la iniciativa puesta en marcha a nivel provincial, por lo que descartan que se pueda concretar un default.

"Hay tiempo y la provincia está trabajando muy seriamente en su propuesta. La impronta es la misma con la que el ministro Martín Guzmán está llevando adelante el proceso de sostenibilidad de la deuda nacional", destacó hoy un alto funcionario del Ministerio de Economía en diálogo con NA.

En Casa Rosada estiman que la gestión provincial podrá llegar a un acuerdo al entender que los acreedores son conscientes de las dificultades que afronta tanto la provincia como el Estado nacional para cumplir con los pagos tal y como venían programados desde antemano, según las fuentes consultadas allí.

El Gobierno bonaerense, conducido por Axel Kicillof, confirmó este martes que no podrá pagar el vencimiento de un bono previsto para el 26 de enero, por cerca de 275 millones de dólares, y a cambio propuso a los tenedores de ese título abonarlo el 1° de mayo próximo, para lo cual un 75% de los acreedores deben dar su visto bueno antes del 22 de enero.

Las fuentes nacionales afirman que la propuesta de Kicillof, que ya fue anticipada al grueso de los acreedores que deberían cobrar en las próximas semanas, es "razonable" porque le permitirá a la provincia avanzar en paralelo con un plan integral para cumplir con los compromisos.

El bono en cuestión, denominado "BP21", fue emitido el 26 de enero de 2011, durante la gestión del entonces gobernador Daniel Scioli, y se plantea como un desafío casi imposible de cumplir por la delicada situación fiscal de la provincia, que debe comprar los dólares al Banco Central para abonar el capital y los intereses.

Se trata de un vencimiento por casi 250 millones de dólares de capital, y 27 millones de dólares en intereses, a bonistas privados extranjeros.

Este martes, por medio de una solicitada publicada en matutinos porteños, el Poder Ejecutivo bonaerense señaló que solicitará "el consentimiento de los tenedores de sus Bonos 10,875% con vencimiento en 2021, para aprobar ciertas enmiendas a sus términos y condiciones".