El Ministerio de Economía fijó las pautas para distribuir créditos preferenciales a las provincias en el marco de los programas de asistencia frente a los efectos de la pandemia de coronavirus.

Se trata de unos $60.000 millones que forman parte de un paquete total de $120.000 millones, cuya otra mitad está compuesta por Aportes del Tesoro Nacional (ATN), de los cuales ya se habían desembolsado $20.000 millones.

La amortización de capital se efectuará en 36 cuotas mensuales, actualizadas por el coeficiente CER, a una tasa de interés de apenas 0,1% anual.

A través de la resolución 223, se estableció que el 60 % se asignará de acuerdo a los requerimientos de las provincias que presenten necesidades de caja "sin fuentes de financiamiento alternativas", en tanto un 20% se hará en base al índice de población con Necesidades Básicas Insatisfechas que elabora el INDEC, y el 20% restante a partir de un 50% por la tasa de informalidad y cuentapropismo; y en otro 50%, por la difusión territorial del coronavirus.