El economista Guillermo Nielsen inició ayer su desembarco al frente de YPF y se reunió con integrantes de la principal petrolera argentina, aunque todavía no asumió oficialmente al frente de la empresa.

Según publicó la agencia Noticias Argentinas, en las últimas horas el futuro presidente de la petrolera mantuvo diversas reuniones con ejecutivos, mientras se aguarda el cambio de mando de manera formal.

Por el momento, no hay fecha para la asunción de Nielsen dado que el Poder Ejecutivo, accionista mayoritario, no pidió la convocatoria de una reunión de directorio para avanzar en esa cuestión.

De acuerdo con trascendidos, una de las reuniones llevadas a cabo se dio con el titular de la empresa, Miguel Gutiérrez, con el fin de comenzar el período de transición.

De ese modo, a lo largo del miércoles y jueves, Nielsen pudo analizar con autoridades de la compañía los principales ejes a enfrentar una vez en el cargo.

El ex secretario de Finanzas tendrá como principal misión desarrollar Vaca Muerta, el megayacimiento de energía no convencional que es la segunda reserva mundial de shale oil.

En ese sentido, hace algunos meses le presentó un completo plan a Alberto Fernández sobre cómo atraer inversiones, que implicaba una serie de beneficios fiscales para las compañías que explotaran hidrocarburos en esa formación, pero el texto encontró resistencia dentro de las propias filas del flamante presidente.

Entre las medidas que se esperan por parte de la Secretaría de Energía están la implementación de otro barril criollo para contener el precio de las naftas y con ello la inflación, pero habría precio libre para el shale gas, que es lo que más se encuentra en Vaca Muerta.