El Gobierno prorrogó este viernes la suspensión de cierres de cuentas bancarias y la aplicación de multas por cheques rechazados hasta el 30 de junio inclusive. 

 La inhabilitación que había sido fijada el 24 de marzo pasado hasta el 30 de abril, se extiende por dos meses más, en tanto que la nueva fecha de vigencia alcanza a las obligaciones de las entidades crediticias en informar a los empleadores, en forma previa al otorgamiento de crédito, una constancia o declaración jurada en donde conste que no adeudan suma alguna en concepto de aportes y/o contribuciones.

"Las multas administrativas, más allá de cuál sea el destino de su producido, no persiguen fines recaudatorios sino incentivar a que no se produzca la conducta reprochada", precisa el Decreto 425/2020 oficializado este viernes en el Boletín Oficial, en tanto que agrega que por la situación económica producida por la pandemia, "hace prever que el rechazo de cheques por falta de fondos habrá de incrementarse, no necesariamente por un inadecuado uso del instrumento por parte de los libradores".

Esta nueva resolución se suma a la suspensión de embargos por parte de AFIP de esta semana para el sector pymes, en tanto que se aguarda por el comienzo de los pagos de créditos a tasa cero para monotributistas y autónomos de hasta $150.000.