La expectativa generalizada entre consultoras privadas es que el coronavirus tendrá un efecto alcista en la inflación. Sumado al recesivo, lo esperado es un nuevo escenario de estanflación. Con todo, y cepo mediante, los precios acelerarán en marzo pero podrían terminar el año en niveles inferiores a los del 2019. Desde Ecolatina proyectan 2,5% en marzo y alrededor de 35% en el año.

El director de la consultora, Lorenzo Sigaut Gravina, opinó: "La inflación continuará en la zona del 2,5% en los próximos meses. La pandemia del coronavirus hizo caer a los mercados financieros arrastrando a la baja a las commodities, porque la decisión de Rusia y de Arabia Saudita de no frenar la producción de petróleo desplomó el precio del crudo, lo que generará tendencias a la deflación en el mundo. Sin embargo, también presiona sobre las monedas emergentes y el Peso argentino".

Ahí, la expectativa generalizada es que el impacto en el precio del dólar genere subas de algunas décimas respecto a febrero. Además, la estacionalidad en los rubros educación e indumentaria, por el comienzo de clases, que recién a mitad de mes se suspendió hasta abril, agrega presiones.