El presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Miguel Ángel Pesce, defendió las nuevas regulaciones para la compra de dólares financieros: “Tenemos un compromiso con la estabilidad cambiaria, no queremos que haya sobresaltos en el mercado”, sostuvo. A la vez, ponderó la capacidad del Central para “proteger las reservas y cuidarlas para aquellos que ahorran e invierten en el país”.

"En los años en los que hay procesos electorales siempre se desatan especulaciones, que se suma a que sobre el fin del tercer trimestre del año el mercado cambiario sufre estrés porque bajan los ingresos de la cosecha gruesa y fija", dijo Pesce ayer durante su participación en el evento Nuevo Dinero 2021. 

En este sentido, justificó la medida asegurando que cada decisión tomada respondió a diferentes momentos del mercado. De esta manera, como ahora son necesarias medidas restrictivas, también fue decisión del BCRA relajar las regulaciones cambiarias "a favor de la inversión y la producción" en la primera mitad del año. 

"En ambos sentidos hemos demostrado que tenemos experiencia y éxito en a la regulación cambiaria. Tenemos capacidad de proteger las reservas y cuidarlas para aquellos que ahorran e invierten en el país", afirmó Pesce y enfatizó el compromiso de la entidad bancaria “con la estabilidad cambiaria”. 

"Vamos a atravesar con éxito este período como lo hicimos el año pasado", vaticinó. Además, destacó que ayer el BCRA pudo intervenir con compras en el mercado cambiario por cerca de USD 100 millones, rompiendo una racha vendedora de 5 jornada consecutivas.

Nuevo cepo al dólar: ¿cuáles fueron las restricciones del BCRA?

El Directorio del BCRA modificó el martes el mecanismo por el cual se realizan el pago anticipado de algunas importaciones: solo aplica en los casos en que se estén realizando importaciones por mayor valor del que se ha ingresado, por lo que afecta a un 13% del total. La medida estará vigente hasta el 31 de octubre y busca equilibrar los pagos con los bienes ingresados al país.

Al argumentar los motivos de la decisión, el organismo dijo que se "detectó que se vienen registrando desde el mes de junio pagos por un valor superior al despacho de mercadería a plaza". En dicho mes se registraron importaciones por un valor FOB de USD 5.600 mil millones y pagos por USD 5.900 millones.

En julio esa relación fue de USD 5.400 millones de importaciones FOB y pagos por USD 5.700 millones. A partir de agosto esa diferencia entre pagos efectuados y bienes ingresados se amplió: fue de USD 5.400 millones de ingreso de bienes y USD 6.200 millones de pagos cursados a través del mercado de cambio. Por último, en septiembre fue de USD 5.500 millones de importaciones y USD 5.900 millones en pagos.