Los países del G20 remarcaron ayer la necesidad de "alentar esfuerzos adicionales" para "mejorar la transparencia y sostenibilidad de la deuda" particularmente en naciones emergentes, como parte del comunicado de cierre de la cumbre de ministros de finanzas y presidentes de bancos centrales que se desarrolló este fin de semana en Riad, Arabia Saudita.

"Reiteramos la importancia de los esfuerzos conjuntos realizados tanto por los prestatarios como por los acreedores, oficiales y privados, para mejorar la transparencia y sostenibilidad de la deuda y alentar esfuerzos adicionales para abordar las vulnerabilidades de la deuda", sostuvo el documento que adscribieron los delegados, entre quienes estuvieron el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del BCRA, Miguel Pesce.

Se trata de un mensaje importante en el marco de las negociaciones que encara el país con sus acreedores, que va en línea con la declaración del FMI al cierre de su misión la semana pasada.