Las obras adjudicadas bajo contratos de Participación Público Privadas ( PPP) mostraron un avance de apenas 1,18% hasta octubre del año pasado, de acuerdo a datos de la Oficina de Presupuesto del Congreso (OPC). Se trata de una cifra que demuestra las dificultades de las empresas para llevar adelante los proyectos con financiamiento propio, que por el elevado nivel de tasas de interés y de riesgo país se vuelve prohibitivo.

Según la OPC, el grado de ejecución de los seis corredores viales que el gobierno anterior licitó mediante PPP generaron obligaciones por USD112 millones, a partir de la emisión de Títulos de Pago por Inversión (TPI), denominados en dólares y con una cancelación de 20 cuotas semestrales.

De esta manera, el primer desembolso por USD5,6 millones recaerá el 15 de noviembre de este año y la última amortización el 15 de mayo de 2030. Entre 2021 y 2029, serán dos giros anuales por un total de USD11,2 por año.

El 46% (USD52,29) corresponde al Corredor C, el más avanzado de los 6, con el 3,6% de la obra ya realizada.