El nuevo informe de monitoreo del comercio, publicado por la OMC, muestra que desde mediados de mayo hasta mediados de octubre las economías del G20 aumentaron un 37% las medidas de restricción de las importaciones, por un valor estimado de US$460.400 millones.

Este valor final es inferior únicamente a los US$480.900 millones, cifra que representaron las medidas de restricción de las importaciones comunicadas por la OMC, entre mediados de mayo y mediados de octubre del 2018.

En el documento se indica que con la acumulación de restricciones a lo largo del tiempo, "la parte del comercio mundial afectada por esas medidas se ha incrementado enormemente". El director general de la OMC, Roberto Azevêdo, pidió a las economías del G20 que rebajaran las tensiones comerciales a fin de fomentar la inversión, el crecimiento y la creación de empleo.