El presidente Alberto Fernández advirtió que Argentina necesita una "definición medianamente rápida" sobre la deuda externa y indicó que desde el Gobierno buscan ser "cuidadosos" al momento de hablar del tema para no despertar "expectativas o malestares indebidos".

"Sólo actúa (el ministro de Economía, Martín) Guzmán y yo soy el otro posible vocero. Conozco lo que está haciendo, pero tratamos de ordenar las cosas para que no pase esto que pasa tan recurrentemente en Argentina de que se empieza a especular, hablar y hacer confabulaciones, y eso sólo complica el escenario", señaló.

El jefe de la cartera económica viaja hoy a Nueva York para transmitir la voluntad de pago ante el inminente inicio del proceso de reestructuración de deuda. En ese marco, el mandatario sostuvo que el país necesita una "definición medianamente rápida" en ese sentido.

Tras su visita a Israel, Fernández contó que pudo "contarle detalladamente" al primer ministro de ese país, Benjamin Netanyahu, "el modo penoso en que en muy poco tiempo se endeudó Argentina en límites tales que la deuda se volvió insostenible".

"Las posibilidades de pago de la deuda se hacían virtualmente imposibles de cumplir. Le expliqué cómo eso había funcionado con cierta negligencia de los que dieron los préstamos y una enorme irresponsabilidad del Estado argentino, y también con cierta complacencia del FMI", relató.

Al respecto, el mandatario ratificó su plan de que el FMI le dé al país la "oportunidad de crecer, poder exportar, juntar dólares y poder pagar pero, antes que nada, sacar a los argentinos de la crisis social". Al respecto, indicó que Netanyahu "tomó nota" y expresó su "voluntad de ayudar en lo que fuera posible".

Deuda bonaerense

Sobre la situación de la provincia de Buenos Aires, Alberto convalidó la estrategia del gobernador Axel Kicillof respecto al intento de postergación del pago a los tenedores del bono BP 21.
 
" Axel está trabajando con mucha seriedad", dijo el mandatario nacional en una entrevista con el canal C5N respecto al gobernador bonaerense, que está pidiendo una prórroga de los vencimientos de la deuda, debido a que " las arcas públicas" están "diezmadas".
 
Y agregó: "Creo que hay que dejarlo andar a Axel, lo he escuchado mucho en este viaje, y está bien lo que está planteando, y hay que dejarlo hacer", dijo y precisó que lo que hizo hasta ahora Kicillof es "parar la pelota y revisar" y, en ese marco, intentar "postergar un poco la fecha de pago y convocar a los acreedores" para llamarlos a la racionalidad, para que vean lo que "está pasando en la economía" argentina.
 
Planteó, además, que  el problema que tiene Buenos Aires con la deuda es el que tuvo la Nación y otras provincias, entre las que mencionó a Mendoza, Córdoba, Chubut y Tierra del Fuego, que también han tomado deuda en dólares.
 

Precios

El presidente afirmó que el Gobierno impulsará la "ley de góndolas" en el marco del paquete de medidas que enviará al Congreso para ser tratadas en sesiones extraordinarias.

"No podemos seguir indexando la economía y los precios de los productos básicos que consumen los argentinos", dijo y apuntó a que se ocupará de tener "políticas activas de control" para que algunos empresarios que actúan "con irresponsabilidad" dejen de "jugar con los precios de productos de la canasta básica".

Asumió que con Precios Cuidados se ha logrado "contener" la indexación pero llamó la atención sobre "la enorme irresponsabilidad de algunos empresarios que están aumentando marcas alternativas".

"Eso no está ayudando a este proceso de desindexación de la economía ni a resolver el problema inflacionario", advirtió al tiempo que destacó la "ayuda" que puede representar en este sentido la ley de góndolas, que ya tiene media sanción de la cámara de diputados.

"Le exijo responsabilidad a los empresarios", dijo, y agregó que también hay que tener en cuenta que los aumentos de tarifas y combustibles pueden "truncar este esfuerzo".

Críticas 

Fernández criticó las declaraciones de Mauricio Macri, luego que éste reconociera que sabía los problemas que iba a acarrear la toma de deuda, y consideró que "actuó con irresponsabilidad".
 
"Me impresionó mucho que un presidente diga que sabía que tomar deuda como se hizo iba a hacer explotar la economía. Yo no sé si estaba en un grupo terapéutico", expresó Fernández, en alusión a palabras vertidas por Macri durante un encuentro con militantes del PRO que se produjo en los últimos días en la localidad neuquina de Villa la Angostura.
 
El ex presidente reconoció que había advertido a sus funcionarios sobre los peligro de una toma importante de deuda: "Yo siempre les decía a todos: ' Cuidado que los mercados no te dan más plata y nos vamos a la mierda' ", expresó en una charla cuyas alternativas se conocieron en un video hecho público este fin de semana.
 
"Es asombroso que Mauricio presidente diga lo que dijo y que los argentinos escuchen que un presidente hable con tanta irresponsabilidad", expresó Fernández en una entrevista concedida al canal C5N.


Por otro lado, Fernández hizo un llamado de atención sobre los gobernadores que "fueron inducidos" por el gobierno de Mauricio Macri a endeudarse en dólares y "muchas provincias creyeron que era una buena alternativa, pero ahora terminó siendo una enorme trampa".

"Fue una deuda perversa, no sólo por la tasa, sino porque era un deuda que se tomaba y se asumía y se tomaba el compromiso de pagarla en muy corto plazo, y ahora caen las obligaciones y no hay cómo cubrirlas", planteó el mandatario.

Tras aclarar que no tiene "ninguna duda" de que esa fue una "política diagrama e inducida por el gobierno nacional en su momento", Fernández advirtió que "también los gobernadores tienen la responsabilidad de hacer lo que hicieron".

"Por más que a mí me induzcan, siempre tengo la libertad como gobernador de hacerlo o no", dijo y ejemplificó: "Santa Cruz también fue inducida, y prefirió no hacerlo, y está con sus cuentas bastante saneadas, cuando nos decían que iba a ser Venezuela".