Luego de su reunión con los integrantes de la misión del Fondo Monetario Internacional ( FMI) que llegó al país la semana pasada para evaluar la sostenibilidad de la deuda, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, consideró que los funcionarios del organismo crediticio "son conscientes" de que la situación social en la Argentina es "gravísima".

"Fue una reunión muy cordial y positiva, básicamente fueron dos temas los conversados: la implementación de la Tarjeta Alimentar y la situación social de la Argentina. En ese marco, yo planteé que la situación social en el país es muy crítica y es muy crítica de verdad", contó Arroyo en declaraciones a Radio La Red.

La delegación del FMI se reunió el viernes con el ministro Arroyo para analizar la situación de la pobreza y el plan Alimentar que lleva adelante el Gobierno nacional. Del encuentro participaron representantes del ministerio y diez técnicos del organismo multilateral, encabezados por su vicedirectora para la región, Julie Kozack, y el jefe de la misión argentina, Luis Cubeddu, según informaron voceros oficiales.

"Hemos hablado de la Tarjeta Alimentar, su evolución en todo el país, el impacto fiscal de esta medida de gobierno y los objetivos que nos hemos planteado desde el Ministerio", detalló Arroyo.

Al respecto, el titular de la cartera de Desarrollo Social observó que "hubo receptividad" de parte de los funcionarios del FMI en cuanto a que, "en la Argentina, la situación social es difícil". "Mi impresión es que los funcionarios del Fondo son conscientes de que la situación social es gravísima, pero gravísima de verdad", insistió.