Apenas un par de horas después de que los sindicatos petroleros de todo el país anunciaran un paro total de actividad que afectaba a la producción, el  Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria del conflicto.

El paro petrolero, con cortes de ruta en Vaca Muerta, había sido lanzado por la tarde en todo el país ante la falta de acuerdo en la discusión paritaria con las operadoras del sector, que pretenden llevar la discusión hasta la segunda mitad de este año.

Con la medida de fuerza, los sindicatos buscaban la reapertura del acuerdo paritario 2020, cuya recomposición había alcanzado un 33% a fines del año pasado.

Tanto la industria y los sindicatos se encontraban negociando y había acordado un plazo de 15 días para analizar distintas propuestas.

Ahora, la industria espera que los sindicatos acaten la conciliación dictada por el Ministerio de Trabajo y vuelvan a la mesa de diálogo.

La conciliación obligatoria, que fue firmada por la directora nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Gabriela Marcello, tiene vigencia de forma retroactiva, ya que en su artículo 1 marca que comenzó a regir desde la medianoche de este miércoles 14 de abril.

Un artículo 7 con un error, sin embargo, podría empantanar la discusión, ya que fijó una convocatoria a la primera reunión de conciliación de las partes para "el 16 de septiembre a las 14.30 horas".

El ministerio aclaró que fue un error y que la reunión será el próximo jueves 22 de abril a las 11, pero algunos gremios analizaban la posibilidad de impugnar la conciliación por esta cofunsión.