Pese a que las calificadoras de riesgo formalizaron el default, las perspectivas de un pronto acuerdo crecen. Tras un fin de semana de intensas negociaciones con los tres grupos de bonistas, en el que se acercaron posiciones pero no se alcanzó un punto de consenso, el Gobierno sale ahora en busca de los acreedores sueltos que no forman parte de los tres comités a través de los bancos colocadores designados para la reestructuración de los USD66.238 millones de deuda externa, el HSBC y el Bank of America.

Fuentes del Palacio de Hacienda le dijeron a BAE Negocios que esas entidades “van a contactar estos días a los poseedores de bonos que no están agrupados en los tres grandes clubes de acreedores” para acercarles la nueva versión de la oferta oficial que eleva algo más del 10% el valor presente neto ofrecido para los bonos hasta los USD45, descontados a una tasa del 10%. Es la propuesta que el ministro de Economía, Martín Guzmán, discutió el fin de semana largo con los principales fondos de Wall Street.

En el Ejecutivo creen que los tenedores de menor envergadura sumados a algunos peces gordos no agrupados podrían tener una incidencia importante en la etapa final de la negociación ya que en conjunto representan “una masa importante” de más de la mitad de los bonos a reestructurar y que jugarán un papel determinante a la hora de conseguir las mayorías necesarias para avanzar en el canje. Por caso, entre los jugadores solitarios están los fondos Pimco y Prudential que, calculan en el mercado, tendrían más de USD3.000 millones cada uno.

Además, las mismas fuentes señalaron que, con las conversaciones aún abiertas, no está previsto todavía el envío de la nueva versión de la oferta a la Comisión de Valores de Estados Unidos (SEC) en los próximos días. “Se sigue negociando”, plantearon. Esto implica que, como contó este diario la semana pasada, el Gobierno busca no presentar una nueva propuesta unilateral sino que intenta llegar con mayor consenso. Así, es de esperar que se incorporen nuevas modificaciones.

Este martes  Fitch Ratings rebajó a la categoría “default restringido” la deuda soberana y Standard and Poor’s recortó la nota de cuatro bonos argentinos a D desde la anterior CC, un paso formal que ya estaba descontado luego de que el Gobierno definiera no pagar los USD503 millones de los bonos Globales 21, 26 y 46 al término del período de gracia posterior a su vencimiento.

Además, el comité de derivados lanzó una consulta para pedir el pago de los seguros de default (CDS) por unos USD1.500 millones, según reportó la agencia Bloomberg. Mañana se reunirá a las 13 hora de Nueva York para tomar una decisión. Muchos acreedores compraron CDS a medida que recrudecía la crisis de deuda argentina y hoy buscan hacerse de ese dinero de parte de las aseguradoras pese a que la negociación está encaminada. Es que nada impide que los bonistas cobren ahora y luego ingresen al canje.

Pero esto no detuvo la sostenida racha de recuperación de los títulos en dólares bajo legislación extranjera: hoy subieron hasta 7,1% y motivaron una baja del 8,9% en el riesgo país hasta los 2.520 puntos básicos, el menor nivel en tres meses.

La mejora respondió, en parte, a la decisión técnica de la Trade Association for the Emerging Markets (EMTA) de que, tras la formalización del default, los bonos argentinos coticen “flat”, es decir, sin los intereses devengados. Esto elevó los precios entre USD1 y USD2 ya que se adicionaron los intereses corridos hasta el momento. Pero no fue el único motivo. Para el analista Gustavo Ber, también se debió a las apuestas de que “las negociaciones finalmente llegarán a buen puerto y así podría alcanzare un acuerdo pronto”.

En los funcionarios a cargo de la negociación también crece el optimismo. Lo dejó en claro Sergio Chodos, el representante argentino en el directorio del FMI, en declaraciones a Radio Con Vos: “Hay mayor comprensión, un acercamiento entre las partes y un nivel de responsabilidad incremental en varios de los acreedores. Se sigue negociando con toda la voluntad de ambas partes de llegar a un acuerdo”.

Con todo, aún existe una brecha de USD8 de VPN entre los USD45 que ofrece el Gobierno y los USD53 que de momento aceptarían los grandes fondos, con Blackrock a la cabeza. Así, la fecha límite para adherir al canje, actualmente pautada para el 2 de junio, se encamina a su tercera extensión. Es que una vez presentada la nueva oferta oficial en la SEC deberá estar abierta al menos durante diez días por cuestiones reglamentarias.

La voz del "asesor detrás de escena"

Un asesor tanto del Gobierno como de los bonistas, desde el seno del establishment financiero internacional, llamó a ambas partes a alcanzar un acuerdo y advirtió que este sería importante "para evitar un resultado calamitoso" de cara a la "miríada de reestructuraciones de deudas soberanas desencadenadas por la pandemia".

Así lo planteó en una columna publicada en el Financial Times de hoy Robert Johnson, presidente del Instituto para el Nuevo Pensamiento Económico, ex economista jefe del Comité Bancario del Senado de Estados Unidos y ex director gerente de Soros Fund Management en los 90.

Soy un asesor detrás de escena de ambas partes en las negociaciones de Argentina. He asesorado o trabajado con varios de los principales participantes. El resultado será importante no solo para Argentina sino también como un precedente para las muchas otras negociaciones de deuda por venir”, señaló el economista estadounidense.

“La tarea es desalentadora. Los acreedores y las naciones deudoras estarán negociando en condiciones sin precedentes creadas por el Covid-19. Las viejas reglas de juego de las negociaciones sobre la deuda soberana ya no sirven como guía, si alguna vez lo fueron”, planteó y llamó a los inversores a rever sus postulados: “La ideología de la maximización de los accionistas y la deificación de los mercados está en tela de juicio”.

Sobre las negociaciones en marcha, Johnson afirmó que “los acreedores no pueden exigir una reestructuración que condene al país a una lucha horrible, al colapso del gobierno y a otra ronda de reestructuraciones”. Y agregó: “Esto solo convertirá a los líderes de Wall Street en villanos en un escenario mundial donde ya son sospechosos”.

Mientras que al Gobierno le señaló que “debe reconstruir la confianza de sus acreedores trabajando de manera transparente con el FMI en un programa que fomente una recuperación nacional disciplinada” y sugirió la implementación de “activos convertibles contingentes que aumenten el valor que reciben los acreedores en caso de que los efectos económicos de la pandemia sean más leves de lo que se temía”, es decir, un nuevo cupón PBI.

Con todo, se mostró optimista: “Es un desafío abrumador. Pero he trabajado en estrecha colaboración con Martín Guzmán, el ministro de Economía de Argentina, y con Philipp Hildebrand, vicepresidente de Blackrock, miembro del grupo de acreedores, y los conozco como hombres de integridad y visión. Eso me da alguna esperanza de que estas negociaciones puedan evitar un resultado calamitoso”.

Más notas de

Juan Strasnoy Peyre

El BCRA cierra marzo con récord de compra de dólares en 16 meses aunque sin acumular reservas

A falta de una rueda, el Central compró más de 1.500 millones de dólares en marzo

Con crédito de bancos multilaterales y fondeo neto en pesos, Guzmán recorta la meta de asistencia monetaria

Martín Guzmán junto al director gerente de Operaciones del Banco Mundial, Axel van Trotsenburg

Bonistas vs Kicillof: se tensa la negociación y un grupo de acreedores demanda a la provincia en Nueva York

Se complica la reestructuración de la deuda provincial encarada por kicillof

Por canje de deuda, ajuste del gasto Covid y más recaudación, el déficit de febrero fue el menor en seis años

Guzmán busca dar señales de fiscalismo en plena negociación con el FMI

Guzmán reúne hoy a fondos de inversión en Nueva York antes de la cita en Washington con el FMI

Guzmán durante una visita a Estados Unidos previa a la pandemia

El BCRA avanza en investigación contra el BICE y cita a ex funcionario macrista para que aparezca

El ex ministro de Producción quedó en la mirá de la autoridad monetaria

Deuda: Economía inicia las colocaciones de marzo y busca ampliar el fondeo en el mercado

Guzmán busca ampliar el fondeo en el mercado para acotar la asistencia del BCRA al Tesoro

El BCRA financió por primera vez en 2021 al Tesoro y Guzmán mantiene su meta de emisión

El Banco Central le giró 70.000 millones al Tesoro

Economía cierra el primer bimestre sin pedirle pesos al Central y reduce las necesidades de emisión para 2021

El Banco Central no le envío fondos al Tesoro durante el primer bimestre

El FMI prepara un informe "autocrítico" del préstamo a Macri y Guzmán busca apoyos para el acuerdo

Martín Guzmán junto a la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva