Los sectores sensibles nucleados en la Confederación General Empresaria de la Argentina (CGERA) pidieron la intervención del Ministerio de Trabajo para que obligue a las aseguradoras de riesgo a devolver los cobros efectuados durante la extensión de la cuarentena obligatoria, en los casos donde las fábricas estuvieron cerradas o hubo teletrabajo.

La CGERA advirtió que "las aseguradoras de riesgos del trabajo (ART) le cobraron a las pymes el 100% de las cuotas, a pesar de que tuvieron que cerrar sus puertas por el necesario aislamiento social, preventivo y obligatorio para prevenir el Covid-19". En este sentido, el presidente de CGERA, Marcelo Fernández, señaló: "Las pymes tendríamos que haber tenido descuentos en estos dos meses en los que no trabajamos, ya que no tuvimos ningún riesgo laboral".