Los directivos de la Unión Industrial Argentina destacaron la necesidad "de consolidar una banca de desarrollo" que potencie los activos productivos y el agregado de valor en el país, mediante herramientas de financiamiento de todas las regiones y sectores industriales.

Así se destacó durante el encuentro de la Junta Directiva de la entidad empresarial en la que se analizó la agenda sectorial y se repasaron los escenarios de pospandemia, y los representantes regionales abordaron la evolución de la actividad industrial en el marco del aislamiento social.

Entre los temas abordados se repasó la reunión con el presidente del Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE), José Ignacio de Mendiguren, y el gerente general del BICE, Gabriel Vienni, quienes presentaron las líneas de crédito enfocadas en capital de trabajo, inversión y prefinanciación de exportaciones e importaciones. Al respecto, los industriales coincidieron en "la centralidad de consolidar una banca de desarrollo que potencie los activos productivos y el agregado de valor en el país".

Sobre las realidades heterogéneas en los sectores industriales y las provincias, se señaló que entre las principales preocupaciones se encuentran "la caída en las ventas, las dificultades para contar con financiamiento destinado al sector y los problemas vinculados a la cadena de pagos". "Entre las principales preocupaciones se encuentran la caída en las ventas, las dificultades para contar con financiamiento destinado al sector y los problemas vinculados a la cadena de pagos", señaló un comunicado de prensa.

También hablaron de la facilitación del acceso a capital de trabajo para los sectores afectados por la recesión económica.