El boom de los plazos fijos indexados no para de crecer. En lo que va de febrero pegaron un salto de 21,4% nominal respecto a enero, al comparar el promedio de los stocks de ambos meses. En términos reales, es una mejora de 17,3%. Todavía está en niveles bajos, ya que se trata de instrumentos relativamente nuevos, que se empezaron a mover recién a partir del 2017, y que los bancos tendieron a retacear. Su renovado auge se da a la par de las exitosas colocaciones del Tesoro , también en instrumentos indexados.

El stock de plazos fijos del sector privado que se ajustan por CER / UVA es relativamente bajo, es cierto. Al 18 de febrero, último día publicado por el BCRA , alcanzó recién los 79.568 millones de pesos. Como para tomar dimensión, cabe destacar que eso representa apenas el 3,2% del total del stock de plazos fijos tradicionales . Se trata de herramientas que no están tan al alcance de la mano de los ahorristas, aunque desde el verano del 2020 todos los bancos deben tenerlas disponibles para sus clientes.

Pero su crecimiento es enérgico, el 21,4% de suba en promedio de febrero se montó sobre uno de 18,8% en el promedio de enero contra el de diciembre, que en términos reales fue de 14,2%. Es decir que hubo incluso aceleración. En lo que va del año el crecimiento del stock acumuló una suba de más de 40%.

Esta se dio en paralelo con otro boom: el de las colocaciones del Tesoro, que no solo dinámica logró refinanciar todos sus vencimientos de deuda en pesos en lo que va del año sino que, además, obtuvo financiamiento neto por más de 30.000 millones de pesos en enero e intentará repetir el desempeño en febrero. Ese éxito se debe, principalmente, a que los activos que ofrecen están indexados.

Un informe reciente de la consultora LCG incluso afirmó que el éxito de estos instrumentos funciona más como una señal de lo precario del equilibrio monetario y cambiario que como una señal de solidez. Desde el BCRA afirman que las buenas colocaciones tanto del Tesoro como de los plazos fijos del sector privado demuestran que hay una pax cambiaria que desincentiva a comprar dólares paralelos, inversión que generó pérdidas para quienes compraron dólar blue cerca de los 200 pesos, en octubre del 2020, y para los que apostaron a una devaluación mayor en el mercado de futuros.

"La festejada reconstrucción de la curva en pesos muestra fragilidad e incertidumbre dado que los ahorristas solo demandan títulos indexados", señalaron desde LCG. En un marco de cepo cambiario obturando la posibilidad de comprar dólares, y con un control de las importaciones para alimentar un superávit de bienes que genere las divisas necesarias para atravesar el 2021 (se espera que aporte unos 13.000 millones de dólares), sostienen desde LCG, demuestran que el tipo de cambio "está lejos de ubicarse en un rango de competitividad aceptable".

Dólar hoy, precios y tasa de los plazos fijos: las claves a tener en cuenta

"Esto tiene que ver más con lo que esperan a futuro los participantes de la economía que con guarismos históricos para una variable en particular", señalaron, en referencia a la idea oficial de que el tipo de cambio real se muestra competitivo en términos históricos, 24% por encima del promedio 2012-2015, en el anterior cepo cambiario, según señaló el economista Damián Pierri.

En ese contexto, el boom de los activos indexados permite que el precio del dólar sufra menos presiones y que el BCRA festeje. Pero, a la vez, sería una señal de las expectativas de devaluación e inflación superiores a las del Gobierno. Esta semana, la Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) publicó su Encuesta de Expectativas de Inflación de "la calle", que mostró que, en promedio, los consultados esperan un IPC de 45,2% interanual dentro de 12 meses. Más que el 44,1% que esperaban en enero. Y menos que el 48,3% que proyectan las consultoras de la city, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) del BCRA.

La tasa de interés de los plazos fijos tradicionales marcha por debajo. Promedió 36% en lo que va de febrero. En el corto plazo, eso implica un rendimiento de 3% mensual y ese número perdió contra la inflación de octubre (3,8%), noviembre (3,2%), diciembre (4%) y enero (4%). Y perderá contra la de febrero, que se estima en torno al 3,5%. Sin embargo, por primera vez le ganaría a la suba del dólar mayorista del mes, que cerraría en torno al 2,8% en febrero.

Más notas de

Mariano Cuparo Ortiz

Las restricciones le quitan casi medio punto al PBI

Las restricciones le quitan casi medio punto al PBI

Inflación: el dilema de una tasa que corre con retraso

Inflación: el dilema de una tasa que corre con retraso

El nuevo salto inflacionario seguirá pegando en la pobreza

El nuevo salto inflacionario seguirá pegando en la pobreza

Se recuperaron 3.000.000 de puestos de trabajo

Se recuperaron 3.000.000 de puestos de trabajo

El dólar acelera su caída real: será de 1,7% en abril

El dólar acelera su caída real: será de 1,7% en abril

Los intereses de Leliq y Pases se desbocaron en marzo

Los intereses de Leliq y Pases se desbocaron en marzo

Los préstamos productivos y una fuerte caída en marzo

Las empresas utilizan su recaudación para desendeudarse

Tras un buen bimestre productivo, marzo dio señales positivas

Tras un buen bimestre productivo, marzo dio señales positivas

La desigualdad terminó el 2020 en niveles menores al 2019

La desigualdad terminó el 2020 en niveles menores al 2019

Ganancias: Argentina está entre los países en los que menos se paga

La participación de Ganancias en los ingresos nacionales viene cayendo en los últimos años y continuará en esa dirección