El presidente de la Cámara Argentina de la Industria del Juguete (CAIJ), Emmanuel Poletto, afirmó que “la demanda creció” gracias a las políticas de incentivo al consumo, y en ese marco sostuvo que “necesita un horizonte de inversión con tasas de interés que sean posibles de pagar” y puso como contraste el costo del financiamiento durante el gobierno de Cambiemos.

El dirigente industrial destacó que las ventas por el Día de la Niñez “superaron las expectativas”, y trazó un futuro alentador para el sector, en declaraciones a No Pasa Nada por FM Concepto.

–¿Cómo fueron las ventas en el Día de la Niñez?
Mejoró la expectativa que teníamos después de un año y medio de pandemia. La actividad viene golpeada hace varios años y la pandemia fue difícil; si bien no fuimos de los sectores más perjudicados, tuvimos que readaptarnos. Este Día de la Niñez fue bueno, las ventas subieron un poco más del 10% respecto del 2019, el año previo a la pandemia.

–Con este antecedente, ¿estiman inversiones de cara a las fiestas de fin de año?
–El negocio del juguete es muy estacional, dependemos mucho de esta temporada y también de fin de año. Sin duda, cuando hay un buen nivel de ventas en estas semanas de agosto es muy importante porque el industrial del juguete a partir del primer día hábil comienza a pensar en la temporada de fin de año. Los comercios ya empiezan a preparar los pedidos cuando venden bien y a reponer stocks de cara a la temporada de fin de año.

–¿A qué le atribuís el crecimiento en la ventas?
–A dos factores. Por un lado, a los programas Ahora 12 y Ahora 18 que tenemos vigentes solo para juguetes nacionales, que son más económico. Eso ayudó. Por otro lado, después de un año y medio de pandemia, la gente salió con el plan de vacunación ya extendido. Por ejemplo, abuelas y abuelos que el año pasado no compraban por Internet volvieron este año a las jugueterías y eso ayudó a que hubiese demanda.

–¿Por qué el juguete nacional está más barato que el importado?
–La particularidad que se está dando este año es que en Asia hay un rebrote muy alto de Covid y varios puertos de China, como por ejemplo el segundo más importante, que es Ningbo, está colapsado y paralizó sus operaciones. Eso está generando congestión de barcos y que los fletes se hayan quintuplicado. Un contenedor de Asia vale hoy más de USD12.000 y muchos juguetes importados de China no pueden absorber ese costo. Es algo coyuntural, pero es una oportunidad para los argentinos de cara a la temporada de fin de año y sabemos que vamos a poder recuperar los mercados. Sin duda para nosotros es una oportunidad.

–¿Argentina tiene condiciones de exportación en el rubro juguetes?
–Sin duda. En Argentina hay mucha creatividad, mucho talento de diseñadores de juguetes que estudian en la universidad y se especializan en juguetes. Nos caracterizamos por juguetes de diseño, diferentes, y sobre todo enfocados en la primera infancia, con los juguetes didácticos. La mayoría de las fábricas de juguetes está en Asia, pero a nivel regional, Argentina lidera junto a Brasil y a México la exportación a los países del Mercosur. Obviamente, después de varios años de crisis, en el país hemos perdido mercados, pero hay mucho potencial y estamos trabajando para exportar más.

–¿Las ventas, como en el nivel de utilización de la capacidad instalada del sector, ya están por arriba de los valores del 2018 y del 2019?
–Estamos por encima de los valores del 2019. De todos modos, es un piso muy bajo. En 2018 comenzó una recesión con las devaluaciones. El dólar estaba en $15 cuando comienzan las corridas cambiarias del 2018 y las altas tasas de interés. Nuestro sector, que es muy estacional por este tema de las temporadas, se vio complicado para financiar la producción y el comercio. Las ventas cayeron. Se complicaba no solo la producción sino también financiar al consumidor y eso hizo que el sector cayera mucho. Por eso ahora notamos una incipiente recuperación y, si bien todavía es pronto, esperamos que se sostenga. Venimos de un piso bajo, pero somos optimistas a futuro.

–¿Son importantes las políticas macroeconómicas para el sector?
–Sin duda. En nuestro sector influyen mucho las políticas económicas porque somos un sector mayormente pyme. Se nota en los comercios el poder adquisitivo y también que, al trabajar sobre los más chicos, las familias argentinas hacen el esfuerzo. El año pasado, con la pandemia, se recurrió mucho al juego de mesa para entretener a las familias que estaban más tiempo en sus casas. Se vendieron muchos rompecabezas de más piezas porque había más tiempo de ocio. Los juegos de tablero que son de varias horas, que a veces por cuestión de tiempo se vendían menos, se volvieron a vender el año pasado. Y también muchos juegos didácticos para estimular la enseñanza. Eso permitió que no seamos los más perjudicados en esta pandemia. Como trabajamos para los más chicos, somos optimistas en ese sentido.

–¿El sector tiene el financiamiento necesario?
–La oferta de financiamiento es amplia. El industrial necesita dos cuestiones básicas para invertir: por un lado, que haya demanda, y hoy notamos que creció; por otro, necesita un horizonte de inversión con tasas de interés que sean posibles de pagar, no como las que mencionábamos que había en 2018 y en 2019. Hoy, por ejemplo, la línea de inversión productiva es con tasas de menos del 30%, por eso creemos que va a volver a haber inversión en nuestro sector. Seguimos con capacidad ociosa y tenemos que volver a prender las máquinas que estaban paradas. Estamos con un 63% de uso de la capacidad instalada. Hay muchas empresas del sector que están invirtiendo en nuevos productos, en nueva moldería, y eso va a hacer que la industria nacional despegue.

Más notas de

Ariel Maciel

Las entidades empresarias retrasan un posicionamiento en la crisis Campo-Gobierno

Las grandes empresas esperan que el Gobierno tome medidas antes de plantar bandera

Gas: Las empresas piden esfuerzo conjunto, pero rechazan la intervención oficial

La falta de infraestructura impide a Vaca Muerta abastecer de la demanda interna en el país

Sin gas durante el invierno, la industria reclama inversiones en Vaca Muerta

ID:4344485 Empresa Bogamac fabrica de ascensores negocios foto Martin Baez pyme metalurgica obrero trabajo

La UIA pidió más importaciones y el BCRA le llevó calma

La UIA pidió más importaciones y el BCRA le llevó calma

Golpeada por la tercera ola de Covid, la actividad industrial cayó 0,3% en enero

La producción automotriz estuvo afectada por el ausentismo de la tercera ola de Covid

El G6 respaldó el acuerdo, pero reclamó un plan económico y eliminar intervenciones estatales

El G6 respaldó el acuerdo, pero reclamó un plan económico y eliminar intervenciones estatales

Agobiados por el financiamiento caro, empresas exigen respaldar el acuerdo

Los grandes empresarios respaldarán el acuerdo con el FMI ante los diputados en el Congreso

¿Qué dijeron los empresarios del discurso presidencial en el Congreso?

Alberto Fernández mantiene vínculo constante con los empresarios

Empresarios esperan definiciones sobre el acuerdo con el FMI para proyectar negocios

Los empresarios fueron invitados a la asamblea legislativa

Alerta por cortes de gas para la industria ante el déficit en la balanza comercial energética

Los industriales piden medidas para garantizar el gas y evitar cortes en la producción durante el invierno