El impacto de la pandemia en la economía mundial vuelve a dejar números en rojo a la Argentina en perspectiva de crecimiento. El Banco Interamericano de Desarrollo ( BID) afirmó que el país registrará una pérdida de más de 68 mil puestos laborales, que se acentuará con la contracción del Producto Bruto Interno (PBI). 

El informe dado a conocer este sábado por el organismo internacional prevé un desplome del PBI en torno del 4% en la región, mientras que si la emergencia sanitaria cediera hacia el segundo semestre, el país perdería 1,2% de los empleos formales. 

En el escenario de mediano plazo, con una crisis hasta el tercer trimestre, el impacto negativo en la región treparía a 10 puntos, aunque con una "leve mejora en el cuarto trimestre",  por lo que Argentina vería afectado un 2,6% de empleos (148.200).

Por su parte, en el largo plazo, con un impacto de 15 puntos y sin recuperación económica de ningún tipo, las pérdidas de puestos de trabajo escalarían al 4,8% (273.600). 

A nivel regional, la contracción generalizada también se hará sentir en los países latinoamericanos.

Con un total de 263 millones de trabajadores empleados, de los cuales 116,7 millones son parte del sistema formal, la expectativa más pesimista de pérdidas se ubica en 4,4% durante 2020, mientras que la más negativa escala al 14,8%.

Según el BID, "la pandemia llegó en un momento de debilidad económica de la región", ya que desde 2015 se estancó la creación de empleo formal.

En cuanto a las actividades, el sector de servicios será la más afectada como resultado del distanciamiento social. Esto incluye comercio, restaurantes y hoteles, así como el sector transporte.