El congelamiento de la economía por las medidas sanitarias preventivas ya prevé saldos negativos en materia laboral, y los despidos y suspensiones de la primera quincena de abril casi duplica los registrados en marzo. El sector servicios concentra el 58% de la plaza laboral afectada. 

El Centro de Economía Política Argentina ( CEPA) señaló en su estudio que, "al comparar de forma intermensual, se observa que los despidos y suspensiones se incrementaron en abril, casi duplicando los casos de marzo, acompañados por un proceso similar en la cantidad de trabajadores afectados".

En materia de inestabilidad salarial se identificó un salto en la primera quincena de abril, de 9 a 81 casos, en tanto que se computan 3.070 atrasos de pago, 54.030 reducciones salariales de hecho, 8.480 casos de suspensiones con disminución salarial, y 231.483 reducciones salariales acordadas con el gremio, entre las que se destacó el sector de metalúrgicos, con una quita del 30% para el mantenimiento de la fuerza laboral. 

El informe además precisó que, si se analizan despidos y suspensiones del ámbito privado, se observa una "amplia mayoría (58%) correspondientes al sector servicios, seguido por construcción (19%), industria (14%), comercio (5%) y sector primario (4%)".

En tanto, al impacto por sector de actividad, se destacó que el sector comercial "no se percibió un incremento sensible de despidos, y prevalecen los casos de reducciones salariales".