El Gobierno decretó la incorporación al Presupuesto de unos 4.300 millones de dólares que a fines de agosto le giró el Fondo Monetario Internacional mediante Derechos Especiales de Giro (DEG).

La decisión de Alberto Fernández se conoce en medio de una crisis política en el Gabinete y luego de un resultado adverso en las Elecciones PASO.

Precisamente, la carta de Cristina Fernández de Kirchner se refirió al gasto público. "Confío, sinceramente, que con la misma fuerza y convicción que enfrentó la pandemia, el Presidente no solamente va a relanzar su gobierno, sino que se va a sentar con su Ministro de Economía para mirar los números del presupuesto", indicó la vicepresidenta.

Y agregó que durante 2021 se estableció que el déficit fiscal iba a ser del 4,5% del PBI sin pandemia a partir de marzo del 2021 -situación que no se verificó como es de público y notorio-. "Cada punto del PBI en la actualidad es alrededor de $420.000 millones. A agosto de este año, a cuatro meses de terminar el año y faltando apenas unos días para las elecciones, el déficit acumulado ejecutado en este año era del 2,1% del PBI", continuó.

Cristina Fernández consideró que "faltan ejecutar, según la previsión presupuestaria, 2,4% del PBI… más del doble de lo ejecutado y restando sólo cuatro meses para terminar el año… con pandemia y delicadísima situación social". 

La decisión de Alberto Fernández

En los considerandos del decreto se menciona que el 22 de septiembre y 22 de diciembre próximos operan vencimientos con el Fondo en el marco del Acuerdo de 2018 por un total de US$ 3.810.206.059,74, no previstos en el Presupuesto Nacional para el Ejercicio 2021, y "con el fin de evitar caer en una situación disruptiva, y a la vez mantener un proceso de negociaciones para restaurar la sostenibilidad de los compromisos asumidos, y en razón de la asignación extraordinaria referida en los considerandos precedentes, se propicia incorporar dichos DEG al Presupuesto vigente para poder hacer frente al pago de los próximos vencimientos con el FMI".

Precisamente, el Decreto 622/2021 firmado también los ministros que hasta el viernes se mantenían en el Gabinete establece que se incorporan al cálculo de recursos corrientes previsto en el Presupuesto General de la Administración Nacional para el Ejercicio 2021 el monto de 422.174 millones de pesos.

Ese monto es equivalente a 4.334 millones de dólares que el organismo envió a Argentina en concepto de 3.055 millones de DEG, de acuerdo con su cuota, los que serán utilizados para financiar el Presupuesto General de la Administración Nacional.

El Gobierno también autorizó a emitir letras en dólares que colocará a 10 años en el Banco Central, con amortización íntegra al vencimiento, precancelables total o parcialmente. 

Estas letras devengarán una tasa de interés igual a la que devenguen las reservas internacionales del Central para el mismo período y hasta un máximo de la tasa LIBOR anual menos un punto porcentual. Los intereses se cancelarán semestralmente. 

La suscripción de estas letras deberá ser integrada en DEG.

Estas letras deberán registrarse en los estados contables del Banco Central a su valor técnico.

Los recursos provenientes de la suscripción de las letras solo podrán aplicarse al pago de obligaciones con el FMI.

El decreto lleva las firmas de Alberto FernándezSantiago Andrés Cafiero, Claudio Omar Moroni, Juan Cabandie, Sabina Andrea Frederic, Jorge Enrique Taiana,  Martín Guzmán, Matías Sebastián Kulfas, Roberto Carlos Salvarezza, Luis Eugenio Basterra, Eduardo Enrique de Pedro, Martín Ignacio Soria, Carla Vizzotti, Tristán Bauer, Nicolás A. Trotta, Juan Zabaleta, Elizabeth Gómez Alcorta, Jorge Horacio Ferraresi, Gabriel Nicolás Katopodis, Alexis Raúl Guerrera y Matías Lammens.

Decreto DEG by BAE Negocios on Scribd