En medio de crack financiero y el desplome de los títulos locales, el gobierno decidió postergar la presentación de la oferta de deuda para la semana próxima, confirmarón este viernes fuentes oficiales a Télam.

El mimistro de Economía, Martín Guzmán, había anticipado que Argentina "no tenía capacidad para pagar los intereses en lospróximos años" y que ante el golpe de la pandemia en los mercados el plazo del 31 de marzo "podría modificarse solo unos días"

En tanto, en el mercado esperan un ablandamiento de la propuesta oficial después de que el desplome de los precios de los bonos disparara las tasas. En diálogo con Reuters, Guzmán admitió que trabajan en una oferta que "maximice la aceptación de los acreedores" y que la "emergencia global requiere que todas las partes sean flexibles".

El gobierno busca poner el foco en evitar el ingreso masivo de fondos buitres, que podrían trabar la reestructuración para litigar en Nueva York. Con tan sólo el 30% y el desenbolso de poco más de USD5.000 millones podrían ganar poder de bloqueo general al impactar sobre el 26% de la deuda total a reestructurar. El piso de adhesión que imponen las cláusulas de acción colectiva promedia el 75%.