Los precios mayoristas subieron en marzo 1% respecto al mes previo, informó este lunes el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec). De esta forma, en los tres primeros meses del 2020 la acumulación mostró un alza de 3,6%; mientras que en la comparación anual, el crecimiento fue de 51,8% en el último año.

El aumento en el nivel general del Indice de Precios Internos al por Mayor (IPIM) de marzo fue consecuencia de la suba del 0,9% en productos nacionales y 1,4% en importados. Así, los precios mayoristas crecieron en marzo muy por debajo de los minoristas, sin haber sentido aún el impacto de la crisis económica generada por la emergencia sanitaria del coronavirus.

Los precios al por mayor de alimentos y bebidas subieron sólo 1%, mientras que la suba en la cadena minorista fue del 3,9%.

En los últimos doce meses el IPIM crece 51,8%, y en esa comparación supera al Indice de Precios al Consumidor ( IPC), que llegó al 48,4% en ese período. La caída de la actividad económica por el impacto de la cuarentena y la baja del consumo contuvieron el alza de precios en la cadena mayorista, aunque no frenó la suba en el sector minorista.

En marzo el nivel general del Indice de Precios Internos básicos al por mayor (IPIB) mostró un aumento de 0,7% interanual, por la suba de 0,6% en los productos nacionales y de 1,4% en los importados. Este indicador aumentó en el primer trimestre un 3,6% y acumula en los últimos doce meses un alza del 58,3%.

Mientras que el aumento del Indice de Precios básicos del productor (IPP) registró en marzo un incremento de 0,4% respecto de febrero, como consecuencia de la caída de 1,8% en los productos primarios, compensado por la suba de 1,3% en los "Productos manufacturados y energía eléctrica. Entre enero y marzo el IPP creció 3,4% mientras que desde marzo del 2019 la suba alcanza al 51,2%.

Si bien los costos del IPIM son diferentes al IPC, se espera que una retracción económica y una menor presión de los mayoristas ayuden a desinflar los precios al consumidor.