El gobierno nacional extendió hasta el 31 de diciembre de 2021 la eximición del pago de las contribuciones patronales a los empleadores que pertenezcan a los servicios, establecimientos e instituciones relacionadas con la salud. Las Obras Sociales y las prepagas son algunos de los grupos beneficiados por la medida. También se extendió para el sector el periodo de vencimiento de la alícuota del impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias.

La decisión fue confirmada este lunes a través del Decreto 242/2021 publicado este lunes en el Boletín Oficial. Según especificó el Gobierno en las consideraciones, "en la lucha contra la pandemia se encuentran especialmente comprometidos los establecimientos e instituciones relacionados con la salud a los que se debe dar un marcado y fuerte apoyo".

"En atención a la situación de emergencia, no solo se debe procurar la adopción de medidas tendientes a la protección de la salud sino también resulta relevante coordinar esfuerzos en aras de garantizar a los beneficiarios y a las beneficiarias del Sistema Nacional del Seguro de Salud el acceso a las prestaciones médicas necesarias", sostiene el documento oficial. 

¿A quiénes beneficia esta medida? 

Se verán beneficiadas por esta decisión las obras sociales y los servicios de seguros de salud, incluye medicina prepaga y mutuales de salud; también los servicios de hospitales y los de atención ambulatoria realizados por médicos y odontólogos. 

Del mismo modo quedaron exentos los servicios de prácticas de diagnóstico y tratamiento; servicios integrados de consulta, diagnóstico y tratamiento; servicios de emergencias y traslados; y servicios relacionados con la salud humana n.c.p (guarderías).

También el beneficio es para los servicios sociales con alojamiento; los servicios sociales sin alojamiento; y servicios de asociaciones, sostiene el anexo del Decreto 34 publicado el 22 de enero y extendido este lunes.

Otras medidas que también se extendieron

El Gobierno también estableció la extensión hasta el 31 de diciembre de la medida que dispone que las alícuotas del impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias y otras operatorias serán del 2,50 por mil y del 5 por mil, para los créditos y débitos en cuenta corriente y para las restantes operaciones cuando se trate de empleadores correspondientes a establecimientos e instituciones relacionadas con la salud.

El documento publicado hoy contó con las firmas del presidente Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Andrés Cafiero; el ministro de Trabajo, Claudio Moroni; y el titular de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.