El Banco Central mantendrá el rol predominante que mostró en este último tiempo, según el Presupuesto 2022 presentado por el ministro de Economía, Martín Guzmán. De acuerdo al análisis que realizó el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF), la autoridad monetaria seguirá siendo uno de los principales financistas del Tesoro Nacional: casi el 37% del déficit de todo el año se cubrirá con adelantos transitorios.

Desde el IARAF destacaron que el presupuesto para el año que viene propone un cuadro fiscal que arroja un resultado primario de un déficit de $2.014.116 millones, el equivalente al 3,3% del Producto Interno Bruto (PIB), y una reducción del 0,7% respecto a 2021. Si a esa suma se le agregan los intereses, el déficit total del Sector Público Nacional escalaría hasta los 2.961.849 millones de pesos

“Cabe destacar que al considerar cómo cubrir este rojo fiscal, el presupuesto planea financiar un 36,5% del mismo a través del BCRA. Esto se realizará básicamente por Adelantos Transitorios brutos por un 79% del déficit (se presupuesta devolución de adelantos del 32,5% del déficit), puesto que no se presupuestaron transferencias de utilidades para el año que viene.”, remarcaron Nadín Argañaraz y Ariel Barraud, los autores del informe.

De acuerdo a la entidad, esto “deja en evidencia que se volverá a recurrir a la emisión monetaria para hacer frente al déficit fiscal”, con una inflación proyectada del 33%, inferior a la esperada para 2021, pero cuatro puntos porcentuales más que la pautada en los supuestos macroeconómicos con los que se elaboró el Presupuesto.

Respecto al panorama económico para 2022, la IARAF remarcó que la economía argentina, según el proyecto presupuestario, "volvería a aumentar su nivel de actividad económica lo que generaría, vía una mayor base imponible, mejoras en los ingresos tributarios provenientes en los tributos relacionados a la actividad interior que compensarían las caídas de los relacionados al comercio exterior”.